Al menos 17 personas -entre ellas diez mujeres y tres menores- han muerto en la ciudad meridional siria de Deraa durante la ofensiva lanzada por las fuerzas de seguridad, que comenzó anoche y se prolongó hasta la madrugada de hoy, informaron los grupos opositores.

Los bombardeos indiscriminados de las tropas del régimen de Bachar al Asad comenzaron después del rezo nocturno y afectaron a Deraa y a localidades cercanas como Ebtaa y Herak.

El opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos denunció en un comunicado que entre las víctimas hay diez mujeres y tres menores, mientras que la Comisión General de la Revolución Siria señaló que ocho de los fallecidos pertenecían a la familia Al Dalu.

La situación médica es crítica debido a que el escaso material de primeros auxilios no es suficiente para curar a las decenas de heridos, muchos de los cuales son tratados en improvisados hospitales de campaña levantados en el interior de las mezquitas.

Entre la población cunde, además, el pánico ya que las fuerzas de seguridad han detenido a algunos de los heridos, así como a varios médicos para evitar que atiendan a las víctimas, denuncia el Observatorio.

Deraa, situada cerca de Jordania, fue el punto de inicio de la revuelta contra Al Asad en marzo de 2011 y la primera en sufrir la represión de las fuerzas gubernamentales.

Esta ofensiva se suma a los bombardeos lanzados ayer también contra Homs (centro), Idleb (norte) y la periferia de Damasco, que causaron medio centenar de víctimas, según los datos de la oposición, que también documentó violentos combates entre el ejército y los rebeldes.

La violencia se ha recrudecido en Siria desde la masacre de Hula, perpetrada el pasado 25 de mayo, que ha llevado a los rebeldes en el interior del país a romper su compromiso con el alto el fuego, que entró en vigor el 12 de abril pero fue violado a diario.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) anunció ayer que el número de personas que necesitan ayuda humanitaria en Siria asciende a un millón y medio, y calificó la situación como "muy tensa" debido a los combates.