Un civil murió y 17 resultaron heridos por los disparos de soldados del Ejército de Indonesia contra los habitantes de una localidad de la provincia de Papúa, en el este del país, informó hoy la prensa local.

"Los soldados se volvieron locos, incendiaron y destruyeron las casas de los aldeanos, la iglesia y un colegio", indicó Nason Uti, miembro del Consejo Legislativo provincial de Papúa, según el diario "Jakarta Globe".

El subdirector de la Policía de Papúa, Paulus Waterpauw, confirmó la muerte de un civil, pero no los heridos ni los edificios dañados, y señaló que los soldados fueron atacados por una muchedumbre.

Los incidentes ocurrieron el jueves en la localidad de Honai Lama, al día siguiente de que un soldado muriese de una puñalada y otro resultase herido en esa misma población a manos de sus habitantes.

De acuerdo con el citado rotativo, ambos soldados casi atropellan a un niño cuando circulaban con su moto, lo que desató la ira de los vecinos.

Las provincias indonesias de Papúa, Central Irian Jaya y Papúa Occidental, que ocupan la mitad occidental de la isla de Nueva Guinea, arrastran un conflicto separatista desde los tiempos de la colonización holandesa.