Un año después de que el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, tuviera que pasar por el quirófano por un cáncer los pedidos por su recuperación se funden con los preparativos para la campaña para las elecciones de octubre, en los que el líder bolivariano buscará su tercera reelección.

Peticiones por la salud del presidente retumbaron hoy en la concurrida Plaza Caracas, donde un grupo de personas asistió al acto de presentación de una nueva formación política afín a Chávez y en el que, además de salud, se pidió fortaleza para el candidato.

Los asistentes exhibían fotografías del mandatario con mensajes de "Con Chávez manda el pueblo" o que invitaban a votar, mientras en la tarima, instalada a pocos metros del Consejo Nacional Electoral (CNE), donde Chávez presentará el próximo lunes su candidatura para el próximo 7 de octubre, se imploraba por su curación.

"Presidente Chávez, tú vivirás y no morirás. Tú vivirás y no morirás en nombre de Jesús", afirmó uno de los líderes religiosos en su oración, que acompañó de vivas por la revolución que Chávez lidera y por Venezuela.

"Que (Dios) le dé salud y fuerza para que continúe con este proyecto", agregó a Efe Ángel Chacón, uno de los asistentes.

Desde que Chávez fue operado el 10 de junio del año pasado de un absceso pélvico, los ruegos por su recuperación se han multiplicado por todo el país, al tiempo que el gobernante ha visitado santuarios y encabezado actos en los que ha ratificado su confianza en Dios.

Sin embargo, el nexo entre el Chávez candidato y sus seguidores no es reciente, pues ya en 2006 recordó en sus cuñas que su Presidencia se centraba en el "amor" y en 1998, cuando ganó por primera vez la Presidencia, se presentaba como "la solución a tus problemas".

Esta vez ha primado lo espiritual en un gobernante que, según analistas, se ha conectado "desde lo humano" con sus seguidores.

Es así como chamanes indígenas se han trasladado a Caracas desde los distintos rincones del país; jóvenes, entre ellos algunos dominicanos, se han rapado la cabeza, e incluso líderes religiosos y católicos se han unido en oración por Chávez, quien a raíz del cáncer ha recibido quimio y radioterapia.

Por su parte, Chávez, promotor del socialismo del siglo XXI, no pierde oportunidad para encomendarse a Jesús, al médico y considerado santo venezolano José Gregorio Hernández, a los espíritus de la sabana, a los santos de la patria, así como a la Virgen.

En octubre pasado, cuatro meses después de pasar al quirófano primero por el absceso pélvico y después por un tumor canceroso, Chávez viajó al santuario del Santo Cristo de La Grita, en el estado Táchira (suroeste), para pagar una promesa y orar, de rodillas y en cadena de radio y televisión, por su salud.

Antes de sus varios viajes a La Habana se ha encomendado a Dios, especialmente el pasado 24 de febrero, dos días antes de su tercera intervención quirúrgica por un recidiva del cáncer que lo llevó al quirófano otras dos veces, cuando desde un vehículo que llevaba una gran fotografía de Jesús en la parte frontal encabezó una caravana hasta el aeropuerto de Maiquetía.

La pasada Semana Santa, el mandatario pidió, visiblemente emocionado, a Cristo que le dé más vida. "No me lleves todavía, dame tu cruz, dame tus espinas, dame tu sable que yo estoy dispuesto a llevarlas, pero con vida, Cristo mi señor", afirmó durante una misa a la que asistió junto a sus padres y hermanos en su natal Barinas.

Y mientras Venezuela está sumida nuevamente en una campaña anticipada, que se iniciará formalmente el 1 de julio, Chávez ha dicho que se prepara para lanzar su "ofensiva general" en busca de otros seis años en el poder.