El Presidente de Rusia, Vladímir Putin, promulgó hoy la controvertida ley que endurece las multas en los mítines políticos y actos públicos, tras lo que, según la oposición, será imposible manifestarse pacíficamente en Rusia.

"Al autorizar los mítines y actos públicos, la sociedad debe protegerse a si misma del radicalismo", afirmó Putin, citado por las agencias rusas.

Putin negó que la ley aprobada esta semana por ambas cámaras del Parlamento ruso sea más restrictiva que las vigentes en otros países europeos.