Los Juegos Olímpicos de Londres están a la vuelta de la esquina, y persiste la confusión en el departamento de trajes de baño.

Hace tres años, cuando los dirigentes de la natación decidieron prohibir los trajes recubiertos de goma, se pensó que ello pondría fin a la carrera tecnológica que buscaba dar más velocidad a los deportistas en la piscina. De hecho, en estos juegos, no hay tanta atención sobre el traje que usará determinado nadador sino acerca de cuántos récords mundiales caerán.

"El traje sí importa; ayuda", dijo Bob Bowman, entrenador del estadounidense Michael Phelps, quien acumula en su palmarés 14 medallas olímpicas de oro. "Pero esto simplemente da un poco de impulso. No transforma por completo a un nadador.

En un reflejo de la anarquía que pareció imperar en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 y en el Mundial de 2009, los nadadores muestran ahora trajes que les proporcionan sus patrocinadores y que parecen mejorar la velocidad. Las delegaciones tratan de cerciorarse de que sus deportistas tengan los mejores trajes disponibles, sin importar cuál es su proveedor oficial.

Esta vez, se han invertido los papeles entre dos de los principales fabricantes.

Mientras que el LZR Racer de Speedo causó furor en las Olimpíadas anteriores, el Powerskin Carbon-Pro de Arena parece gozar las preferencias esta vez.

"Hace cuatro años, la diferencia en el desempeño era mucho mayor", dijo Giuseppe Musciacchio, gerente general de desarrollo de marca de arena. "Ahora no hablamos de segundos, pero dos décimas pueden marcar la diferencia en una competición olímpica".

Speedo presentó sus productos de 2012, Fastskin3 Racing System, en una ceremonia llevada a cabo en noviembre, en la que participó Phelps en Nueva York y Rebecca Adlington en Londres. Además del traje, el "sistema" incluye gafas anchas y angulares que facilitan la visión periférica, así como una gorra diseñada para reducir más la resistencia al agua.

Pero ni el traje ni el sistema han despegado.

"El nuevo traje es horrible", consideró el entrenador holandés Titus Mennen durante el campeonato europeo celebrado la semana anterior en Debrecen, Hungría. "Se pone muy pesado y es difícil para las mujeres ponérselo, tirando de las correas por encima de su cabeza. Luego, se le forman protuberancias en el agua. Es algo en lo que Speedo tiene que trabajar".

No será este año. De acuerdo con las reglas implementadas por la Federación Internacional de Natación (FINA) en 2009, todos los trajes usados este año tenían que someterse a un proceso de aprobación a más tardar el 1 de julio de 2011 y tenían que haber salido al mercado para el primer día de 2012.

Así, muchos atletas usan todavía el traje creado por Speedo en 2010, el LZR Racer Elite, presentado después de que la FINA limitó a los hombres a usar trajes que cubrieran entre la cintura y las rodillas. Las mujeres sólo pueden usar trajes que cubran de los hombros a las rodillas, y en ambos casos únicamente pueden emplearse fibras textiles.

"Estamos nadando con los viejos trajes", dijo Mennen a The Associated Press. "Hemos pedido tener nuevas versiones de los modelos viejos para el verano, pero a Speedo no le agrada la idea de volverlos a suministrar".

Speedo discrepó, al emitir un comunicado en el que insistió en que "el traje Fastskin LZR Racer Elite será ofrecido a los atletas que puedan y elijan usarlo durante los Juegos Olímpicos".

El poderoso equipo estadounidense permite que sus integrantes utilicen el traje que quieran, aunque Speedo es el patrocinador. La misma situación se presenta con otros tres equipos destacados: Australia, Holanda y Gran Bretaña. Los británicos están ansiosos por tener una gran actuación frente a su público.

Hubo algunos cambios en el traje durante las pruebas en Gran Bretaña, realizadas en marzo en la misma piscina que albergará los Juegos.

"Lo que me sigue frustrando es que todos vienen ahora con sus propios trajes", dijo el entrenador británico Dennis Pursley. "Sí, es un paso en la dirección acertada el cambiar las reglas en cuanto a los materiales y diseños, pero los fabricantes del traje esperan hasta la última hora para lanzar sus modelos, y los atletas tienen que encontrar oportunidades de competir con los diferentes trajes y de determinar cuál les funciona mejor".

En el campeonato europeo, cuando el italiano Filippo Magnini ganó los 100 metros estilo libre, usó un traje Jaked con el logotipo cubierto. El nadador es patrocinado por Speedo.

"No creo que (Speedo) haya cumplido los objetivos con ese traje. Nadie está usando el sistema de tres partes", dijo Claudio Rosetto, entrenador de Magnini. "Para los hombres, los trajes no marcan ahora una diferencia tan grande, pero si hay un efecto negativo hay que considerarlo".

Cuando Fabio Scozzoli, compañero de Magnini, ganó los 100 metros de espalda, también en el campeonato europeo, usó el Speedo de 2010.

"Mientras éste me siga funcionando, lo usaré", dijo Scozzoli. "El nuevo traje aprieta demasiado, es pesado y parece retener agua".

Pero Speedo aseguró que Phelps y su compañero Ryan Lochte, los dos principales aspirantes a medallas en Londres, usarán la nueva prenda.

"Michael y Ryan compitieron recientemente con el Speedo Fastskin3 Super Elite y con los trajes Elite, la gorra Super Elite y las gafas Elite, y esperamos que usen el sistema este año", informó la empresa en su comunicado. "Sin embargo, algunos deportistas que se sienten más familiarizados con otros trajes ligeros siguen empleando el Speedo LZR Racer Elite".

___

Los periodistas de la AP, Beth Harris en Irvine, California, y Paul Newberry en Charlotte, Carolina del Norte, contribuyeron con este despacho.

___

Andrew Dampf está en Twitter como www.twitter.com/FoosFile , Beth Harris como www.twitter.com/bethharrisap y Paul Newberry como www.twitter.com/pnewberry1963