La jueza militar Denise Lind rechazó hoy retirar ocho de los 22 cargos presentados contra el soldado estadounidense Bradley Manning, acusado de filtrar miles de documentos clasificados a WikiLeaks.

La jueza rechazó la petición del abogado defensor, David Coombs, durante una audiencia celebrada en la base de Fort Meade (Maryland) previa al juicio previsto tentativamente para el 21 de septiembre.

Lind rechazó los argumentos de la defensa de que el Gobierno utilizó de manera inconstitucional un lenguaje poco preciso al formular los cargos al acusar a Manning de posesión no autorizada y divulgación de información clasificada, ya que sostiene que al ser analista de inteligencia tenía acceso a esos documentos.

La defensa también ha solicitado que se retiren otros dos cargos en los que se acusa a Manning de haber accedido sin autorización a una red secretar del Departamento de Defensa.

En cuanto a la fecha del juicio, Lind señaló que aunque está fijada para septiembre, debido a cuestiones de procedimiento podría retrasarse hasta noviembre o enero.

Manning, de 24 años, está acusado de la mayor filtración de documentos clasificados en la historia de Estados Unidos y se enfrenta a cadena perpetua, si es declarado culpable de ayudar al enemigo, el más grave de los 22 cargos en su contra.

Muchos de esos documentos, según la acusación, incluían archivos secretos sobre las operaciones militares en Irak y Afganistán.

El soldado trabajó como analista de información en Irak desde octubre de 2009 hasta su detención en mayo de 2010, cuando un informante del Pentágono, el pirata informático Adrian Lamo, supuestamente lo delató.

La acusación considera que miembros de grupos terroristas pudieron acceder a través de internet a los más de 700.000 documentos que supuestamente Manning entregó a WikiLeaks.

El soldado fue acusado formalmente en febrero y todavía no ha anunciado si se declaraba culpable o no culpable. Su defensa tampoco se ha pronunciado sobre el formato del juicio al que se someterá su cliente.

La defensa de Manning tendrá que decidir si el caso estará a cargo de sólo un juez, de un jurado compuesto por oficiales, o un panel de jurados mixto que incluya a soldados de la unidad de Manning, procedentes del distrito militar del Ejército en Washington.