La Asamblea de la Resistencia Cubana (ARC), formada por unas 50 organizaciones dentro y fuera de Cuba, instó hoy a los latinoamericanos en EE.UU. a donar medicinas para los sobrevivientes de las "más recientes masacres" en Siria, que "representan" una "atroz" violación a los derechos humanos.

La ARC y opositores sirios en Estados Unidos solicitaron antibióticos, pastillas para el dolor, medicina para la diarrea, para el tratamiento de la hipertensión, del asma y la diabetes, dijo a Efe Orlando Gutiérrez, secretario nacional del Directorio Democrático Cubano (DDC).

"Estamos recolectando medicinas que le urge a los campos de refugiados sirios, al pueblo que está siendo atropellado. Las organizaciones sirias-americanas nos han dado la lista de los medicamentos que se requieren", apuntó el activista cuya organización, con sede en Miami (EE.UU.), integra la ARC.

La ARC y representantes del Consejo Nacional Sirio (CNS) en EE.UU. constituyeron el pasado 8 de mayo, en Miami, un frente unido para coordinar sus esfuerzos políticos, diplomáticos, logísticos y humanitarios "en busca de la liberación de Cuba y de Siria".

Gutiérrez dijo que están haciendo un llamado "a toda la comunidad latinoamericana. Como latinoamericanos no podemos permanecer silentes como están haciendo muchos Gobiernos (de la región) ante este genocidio".

"Hay un bochornoso silencio, la región nuestra que tanto ha luchado por la democracia y los derechos humanos debería estar al frente con la solidaridad con Siria", manifestó.

En su opinión se está "contemplando en Siria un genocidio a la altura de lo que se vivió en Bosnia y en Ruanda. El régimen despótico de (Bachar) al Asad se está volviendo contra su propio pueblo".

"Considero que es muy lamentable que las naciones del ALBA, dirigida por (el presidente venezolano Hugo) Chávez, se han pronunciado a favor de la dictadura genocida de al Asad", agregó.

La ARC condenó también la nueva masacre perpetrada esta semana en la aldea de Al Qubeir, en la provincia central de Hama, en la que fallecieron varias decenas de personas, según denuncias de grupos opositores en Siria.