El Tribunal Supremo de Venezuela emitió fallos que han afectado a la dirigencia de dos partidos minoritarios y que potencialmente les impiden respaldar al candidato opositor Henrique Capriles.

Ismael García, quien fue dejado de lado como líder del pequeño partido Podemos, acusó el viernes al presidente Hugo Chávez de estar detrás de las decisiones del Tribunal.

"El gobierno no va a expropiarnos", dijo García en un discurso televisado bajo la aclamación de sus partidarios, afirmando que los miembros del partido todavía respaldan a Capriles, independientemente de la decisión del tribunal.

Capriles condenó los fallos del jueves del tribunal por considerar que Chávez ha recurrido a tácticas desesperadas para impedir que los partidos Podemos y Patria Para Todos (PPT) respalden su candidatura. Ambos fueron otrora chavistas pero en los últimos años se pasaron a la oposición.

Los detractores de Chávez han acusado repetidamente al mandatario de ejercer una influencia indebida en el poder judicial y utilizarlo para combatir a sus adversarios, cargos que niega el mandatario.

"Sólo los desesperados apelan a triquiñuelas judiciales. En 4 meses tendrán al pueblo votando masivamente por nuestra opción de futuro", dijo Capriles en Twitter. "Hagan lo que hagan, la mayoría de las bases de esas organizaciones políticas están con nosotros, con el futuro y con el progreso", indicó Capriles en otro mensaje.

"Al gobierno centralista que se le acabó su tiempo, haciendo triquiñuelas judiciales para evitar el apoyo de Podemos y PPT a nuestra opción", señaló.

El Tribunal Supremo dijo el jueves en una declaración divulgada en su página de internet que decidió reconocer al ex gobernador chavista Didalco Bolívar como líder de Podemos y no a García, detractor declarado del gobierno.

Un fallo similar en el caso de PPT fue anunciado el miércoles por la corte que anuló los últimos comicios internos de la entidad política, efectuados en octubre, y le ordenó efectuar nuevas elecciones en un plazo de 90 días.

Los fallos podrían impedir a ambos partidos respaldar a Capriles antes de que el lunes expire el plazo para que los partidos indiquen los candidatos que apoyarán. Capriles y Chávez piensan firmar oficialmente como candidatos el domingo y el lunes, respectivamente, con vistas a los comicios presidenciales del 7 de octubre.

Podemos rompió con el gobierno de Chávez en el 2007, mientras el PPT también ha irritado al gobierno de Chávez por su deserción de la alianza oficialista.

En los comicios venezolanos, la foto del candidato suele aparecer con el anagrama de los partidos que los respaldan.

"La cara de Podemos somos nosotros, y si ustedes le ponen las caras de sus sicarios políticos y las suyas sin nuestro emblema... eso solamente será rechazado por el pueblo", dijo García. Al partido lo "representamos nosotros y ustedes no van a poder cambiar eso".

Los fallos del tribunal fueron criticados en otros sectores. Gustavo Hernández Acevedo, un bloguero que escribe en Caracas Chronicles, dijo que el fallo "demuestra a lo que está dispuesto Chávez para castigar a los que considera traidores".

En el caso de Podemos, el Tribunal Supremo dijo en una declaración que decidió revisar un fallo anterior de la Cámara Electoral, que en marzo negó la apelación de Bolívar a un acuerdo de los líderes partidistas para postergar los comicios internos de la entidad.

El tribunal dijo que Bolívar encabezará el partido "hasta que el presente caso sea tratado con amplitud". Ello significa que Bolívar tendrá la última palabra sobre el candidato que será respaldado por el partido en los comicios presidenciales, y seguramente será Chávez.

Bolívar, ex gobernador del estado de Aragua, encaró otrora cargos de corrupción y cambió sus lealtades políticas. Se apartó de Chávez en el 2007 cuando se negó a participan en el plan presidencial para que varios partidos se aunaran en un solo partido progubernamental.

En el 2009, Bolívar fue citado judicialmente acusado de corrupción y se asiló en Perú, alegando ser perseguido por motivos políticos. Regresó en agosto del 2011 a Venezuela dispuesto a encarar la justicia, y aunque fue encarcelado, quedó finalmente en libertad.

Desde su regreso a Venezuela, Bolívar ha respaldado en repetidas ocasiones a Chávez.

Capriles ha contado con el apoyo de una coalición de partidos opositores. Fue elegido en las primarias de febrero como candidato único de la oposición para enfrentarse con Chávez.

El presidente izquierdista, elegido primero en 1998, aspira a un nuevo mandato de seis años. Recientemente redujo sus apariciones públicas tras ser sometido a tratamiento contra el cáncer en Cuba, y hasta ahora la campaña electoral ha sido dominada por las conjeturas de si su dolencia afectaría sus intentos de reelección.

Capriles ha quedado rezagado en los sondeos de opinión, que varían mucho de unos a otros. Algunas encuestas esgrimidas por el gobierno han dado a Chávez una ventaja de 20 puntos, aunque otras han reducido esa diferencia, algunas incluso a menos de 5 puntos.