El enviado especial estadounidense para asuntos de derechos humanos en Corea del Norte dice que las reformas que están siendo implementadas en Mianmar son un gran ejemplo para Corea del Norte.

Robert King le dijo a reporteros en Tokio el viernes que si Corea del Norte tomase medidas semejantes, la comunidad internacional respondería favorablemente, como lo ha hecho hacia Mianmar.

Mianmar ha instituido recientemente reformas democráticas, luego de decenios de represivos gobiernos militares.

Ante las reformas implementadas por el presidente Thein Sein en Mianmar naciones occidentales han comenzado a levantar sanciones impuestas durante la dictadura militar, al tiempo que turistas e inversionistas están regresando al país.

"Yo esperaría que los norcoreanos vean lo que ha estado sucediendo en Birmania y lo reconozcan como algo positivo", dijo King. "Yo considero Birmania como un gran ejemplo de adonde nos gustaría ver dirigirse a Corea del Norte".

Si Pyongyang se moviese en direcciones "positivas" que permitiesen a la Agencia Internacional de Energía Atómica monitorear el programa nuclear del país, "entonces pienso que habría un movimiento positivo en otras direcciones, como ha sucedido en Birmania".

King dijo además que Washington no estaba considerando reanudar su ayuda alimentaria a Corea del Norte después que el país en abril lanzase un misil que Estados Unidos y otros consideraron un ensayo de tecnología coheteril.

Agregó que había visto reportes de prensa norcoreanos sobre una sequía en el país, pero que Estados Unidos no tenía una evaluación completa de la situación alimentaria allí.