El rey Juan Carlos I recibió hoy al ministro de Defensa de Arabia Saudí, el príncipe Salman bin Abdelaziz, que culminó así su visita oficial a España para tratar con las autoridades de un contrato de venta de entre 200 y 270 carros de combate Leopard.

El ministro de Defensa saudí, segundo en la línea de sucesión al trono del Rey Abdulá tras el Príncipe Nayef, acudió al Palacio de la Zarzuela -residencia de los reyes españoles- acompañado por seis de sus hijos, también príncipes.

En su primera audiencia tras regresar este jueves de su gira por Iberoamérica, el monarca español posó para la fotografía oficial con el ministro saudí, seis de sus hijos y el titular español de Defensa, Pedro Morenés, con quienes departió unos quince minutos.

También acudió a Zarzuela el embajador de Arabia Saudí en España, el príncipe Mansour bin Khaled.

Durante su visita oficial a España, el titular de Defensa saudí ha tratado con las máximas autoridades españolas el contrato de venta de entre 200 y 270 carros de combate Leopard a Arabia Saudí, que rondaría los 3.000 millones de euros, el mayor de la industria militar española en la historia.

España aspira a adjudicarse este contrato que está en estos momentos abierto y que se decidirá antes de fin de año, según fuentes del Ministerio de Defensa.

El príncipe Salman bin Abdelaziz fue recibido ayer por el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y por el ministro de Defensa, Pedro Morenés.