Andrea Barzagli, defensa de la selección italiana, lesionado con una elongación en su pantorrilla izquierda se quedará en la concentración junto a sus otros 22 compañeros e intentará recuperarse para debutar en el tercer partido de la fase de grupos que jugará el combinado "azzurri" ante Irlanda.

El entrenador Cesare Prandelli ha preferido esperar la recuperación del central del Juventus, destinado a ser titular durante toda la Eurocopa. Se lesionó durante un amistoso ante Rusia la semana pasada y su ausencia probablemente será suplida en los dos primeros encuentros por el centrocampista del Roma Danielle De Rossi, que retrasará su posición para jugar en el puesto de Barzagli.

En rueda de prensa, el responsable de los servicios médicos de la selección italiana, Enrico Castellacci, habló sobre la situación del jugador italiano: "Hemos presentado una resonancia magnética. Ha mejorado mucho y esto ha impulsado al entrenador a mantener a Barzagli. El objetivo es intentar recuperarlo para el tercer partido de la fase de clasificación", declaró.

Mientras, el que iba a ser su sustituto, Davide Astori, que se unió a la concentración de Italia el miércoles abandonando unas vacaciones en Miami, dejará mañana el equipo salvo sorpresa. Hasta 24 horas antes del partido, Prandelli puede hacer un cambio. Por eso, mantendrá a Astori hasta el último momento, por si acaso tiene que convocarlo para jugar frente a España.