Un ex asesor de un banco tailandés fue sentenciado a 10 años de prisión y deberá pagar 36 millones de dólares en multas y compensación por un desfalco que ayudó a desatar la crisis financiera de 1997.

La Corte de los Criminal en Bangkok falló el viernes que Rakesh Saxena "dañó la economía del país".

Saxena, ciudadano indio, fue un asesor del ahora desaparecido Bangkok Bank of Commerce que hizo préstamos fraudulentos a amigos de su gerencia.

El banco tenía 3.000 millones de dólares en préstamos irrecuperables cuando fue cerrado. Su desplome expuso la debilidad del sistema financiero tailandés y contribuyó a desatar la devastadora crisis financiera asiática de 1997-98.

Saxena fue acusado en 1996, pero escapó a Canadá. Fue extraditado a Tailandia en el 2009.