La selección argentina, tras su triunfo categórico ante Ecuador por 4-0 en la quinta jornada de las eliminatorias sudamericanas, buscará, en Nueva Jersey, ante Brasil consolidar un equipo y un estilo de juego pensando en continuar de forma exitosa su camino hacia el Mundial 2014.

El seleccionador argentino, Alejandro Sabella viajó con la convicción de que este encuentro ante Brasil le permitirá ensayar variantes tácticas y probar algunos jugadores de cara al futuro.

Sin embargo, el cuerpo técnico de la selección albiceleste no hará muchos cambios con respecto al once inicial del último sábado en Buenos Aires ante los ecuatorianos.

El guardameta Sergio Romero, que el miércoles estuvo presente en el triunfo de su equipo, la Sampdoria, por 3-2 ante Varese por un ascenso a la máxima categoría del Calcio, viajó a Estados Unidos para ser titular frente a Brasil.

La defensa para el clásico sudamericano será la misma que ante Ecuador compuesta por Pablo Zabaleta, Federico Fernández, Ezequiel Garay y Clemente Rodríguez.

En el mediocampo, y ante el cambio de esquema sin tridente ofensivo, se suma José Sosa a los dos volantes centrales Fernando Gago y Javier Mascherano, mientras que Angel Di María continuará por la banda izquierda.

En ofensiva aparece la única duda de Alejandro Sabella para saber quién será el acompañante de Lionel Messi con dos aspirantes: Sergio Agüero o Gonzalo Higuaín.

Esta será el penúltimo ensayo del conjunto argentino antes de la próxima doble jornada de eliminatorias donde enfrentará a Paraguay de local en Córdoba y luego visitará a Perú en Lima.

Previo a estos dos encuentros, el conjunto albiceleste tiene planificado un amistoso el 15 de agosto en la ciudad de Fráncfort ante Alemania, luego de la participación del equipo germano en la Eurocopa.

Para Brasil, el partido contra Argentina no solo supone volver a verse las caras con su mayor antagonista, sino que es la última oportunidad para el técnico Mano Menezes de elegir los jugadores que llevará a los Juegos Olímpicos de Londres.

Una de las dudas para Menezes es la elección de los jugadores que superan 23 años, por lo que la actuación frente a Argentina puede ser crucial para Hulk, delantero del Oporto, o Marcelo, lateral izquierdo del Real Madrid.

En la lista de mayores de 23 con opciones de ir a Londres también figuran el lateral derecho Dani Alves y el central David Luiz, ausentes del partido de mañana por haberse lesionado antes del inicio de la gira por Estados Unidos.

El jugador que tiene un sitio garantizado en el once de mañana es Neymar, estrella indiscutible de esta joven selección brasileña que, hasta ahora, ha perdido los dos partidos en los que se enfrentó a Messi, un amistoso contra Argentina (1-0) jugado en 2010 y el pasado diciembre en el Mundial de Clubes contra el Barcelona (4-0).

La selección brasileña, con una media de edad que ronda los 22 años, tendrá mañana el reto peliagudo de parar a una de las mejores delanteras del planeta, con figuras de la talla de Messi, Higuaín y Agüero.

Brasil tiene la dificultad añadida de haber sufrido varias lesiones que han mermado su línea de defensa, en la que Thiago Silva aún es duda por un golpe en la rodilla derecha.

Si Thiago Silva no se recupera a tiempo, Menezes se verá obligado a alinear la pareja de centrales que ganó el Mundial Sub'20 de Colombia del año pasado, formada por Juan y Bruno Uvini.

Los brasileños están obligados además a mejorar la imagen que dieron el pasado domingo, cuando perdieron 2-0 ante México en un partido gris.

Alineaciones probables:

Argentina: Sergio Romero; Pablo Zabaleta, Federico Fernández, Ezequiel Garay y Clemente Rodríguez; José Sosa, Javier Mascherano; Fernando Gago y Ángel Di María; Lionel Messi y Sergio Agüero o Gonzalo Higuaín.

Brasil: Rafael Cabral; Rafael Silva (o Danilo), Juan, Thiago Silva (o Bruno Uvini), Marcelo; Sandro, Romulo, Oscar; Leandro Damião, Neymar y Hulk

Estadio: MetLife Stadium, de East Rutherford, de Nueva Jersey.

Hora: 15.00 hora local. 19.00 GMT.