Kevin Durant aportó 34 puntos y 14 rebotes, y el Thunder de Oklahoma se apoderó el miércoles del boleto para la final de la NBA, al derrotar 107-99 a los Spurs de San Antonio.

Durant jugó durante todo el tiempo regular de un partido por primera vez en la campaña.

"Era un momento asombroso y quise que jugara hasta el final, en este escenario", dijo el entrenador Scott Brooks. "No iba a sacarlo. No me importaba cuántas veces me pareciera fatigado. Tiene energía de sobra para jugar".

Russell Westbrook añadió 25 unidades a la causa del Thunder, que estuvo en desventaja de 18 puntos en la primera mitad durante el sexto partido de la final de la Conferencia del Oeste.

Oklahoma City borró además un déficit de 15 puntos en el intermedio, y tomó la ventaja en definitiva en el último.

Durant atrapó el último rebote, hizo un drible en la media cancha y alzó un puño para celebrar con la multitud que llenó el graderío. La franquicia no jugaba una final de la NBA desde 1996, cuando era conocida como los Supersonics de Seattle.

El francés Tony Parker totalizó 29 puntos y 12 rebotes por San Antonio, pero sólo ocho de sus tantos y dos de sus asistencias llegaron en la segunda mitad. Tim Duncan sumó 25 unidades y 14 rebotes, mientras que Stephen Jackson totalizó 23 puntos.

El argentino Manu Ginóbili anotó 10 puntos, al acertar cuatro de 12 encestes en jugada. Totalizó también cinco rebotes, una asistencia y cinco faltas.

El primer partido de la final de la NBA se disputará el martes por la noche en oklahoma City, frente al ganador de la serie entre Boston y Miami. Los Celtics llevan ventaja en esa serie por 3-2 y pueden garantizar su viaje a la final si se imponen al Heat el jueves.

El Thunder tomó la ventaja en definitiva al comienzo del cuarto periodo. Anotó nueve de sus primeros 13 puntos desde la línea de castigo, luego que San Antonio exageró en las faltas — seis defensivas y tres ofensivas — en los primeros siete minutos.

Derek Fisher y James Harden embocaron triples en tres ofensivas para aumentar la ventaja a 99-93 con 3:13 minutos por disputarse. De ahí en adelante, Oklahoma City navegó tranquilo.

Jackson, quien había acertado sus seis triples anteriores, falló uno, lo mismo que Parker. Esos disparos hubieran acercado a los Spurs a 103-102 en el último minuto.

Durant celebró incluso antes de la chicharra final. Abrazó a su familia, que estaba sentada a un lado de la cancha, a 14 segundos de la conclusión, cuando se marcó una falta.

El Thunder es el 15to equipo en la historia de la NBA que se repone de una desventaja de 0-2 en una serie de siete encuentros. Lo hizo nada menos que frente a un equipo que había hilvanado 20 victorias consecutivas.