El proyecto Escuela de Gobierno, de la Fundación española Manuel Giménez Abad, inauguró hoy una sede en Uruguay antes de iniciar su séptimo curso de formación de cuadros políticos en la nación sudamericana, donde funciona desde hace cuatro años.

Los asistentes a la inauguración del centro, frente al Palacio Legislativo uruguayo, destacaron el carácter plural de la propuesta desde sus inicios, al dar cabida a todos los partidos políticos con representación parlamentaria en España y Uruguay.

También subrayaron la importancia de contar con una sede para institucionalizar aún más el proyecto.

La fundación española, cuyo presidente, José Tudela, estuvo en el acto pero no intervino, fue creada en memoria del diputado y senador Manuel Giménez Abad, que en 2001, cuando era presidente del Partido Popular en Aragón, fue asesinado en una calle de Zaragoza a manos de la banda terrorista ETA

En 2006 comenzó a trabajar en Uruguay y dos años después instauró en el país la Escuela de Gobierno, que cada año imparte cursos de cinco semanas y cien horas de duración sobre estudios políticos y parlamentarios, organización territorial, Iberoamérica y terrorismo.

Hasta ahora lo había hecho en distintos recintos pero desde este viernes, cuando comience el séptimo curso, lo podrá hacer en la nueva sede, alquilada por la Cámara de Diputados uruguaya, explicó a Efe el secretario general de la Fundación Manuel Giménez Abad en Uruguay, Pablo Sciarra.

Según Sciarra, los receptores de esa formación son seleccionados por los 130 diputados del Parlamento uruguayo a razón de uno por legislador, mientras que de los 29 docentes que imparten clase cuatro son españoles y el resto uruguayos.

Al acto de este jueves asistieron por parte de España los diputados Carlos Aragonés y Ignacio Gil Lázaro (ambos del Partido Popular) y Teresa Cunillera (Partido Socialista Obrero Español), así como el embajador en Montevideo, Roberto Varela.

Por parte de Uruguay estuvieron los diputados Ivonne Passada (Frente Amplio), Gustavo Espinosa (Partido Nacional) y Gustavo Penadés (Partido Colorado).

En los discursos Gil Lázaro destacó el papel de la Escuela de Gobierno para "aprender de la convivencia y el ejercicio del pluralismo" y mostró su convencimiento de que la institución servirá para formar a "las futuras generaciones directivas" de Uruguay.

Por su parte, Espinosa recordó que "la fundación tiene el pilar de un hecho triste, la muerte de un demócrata" pero lo que ésta representa demuestra que aquella pérdida "no fue en vano".

Passada se congratuló de contar en la sala con parlamentarios de fuerzas políticas distintas con el argumento de que "cuánto más firmes sean los partidos, más firme será la democracia".

El embajador Varela recordó que el mismo proyecto, respaldado por la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECID), se desarrolla también en Honduras y Ecuador.

Además, Varela hizo hincapié en el apoyo que su país ofrece a la Bancada Bicameral Femenina uruguaya desde 2008 en el marco de la cooperación entre bilateral a nivel parlamentario.

También subrayó el interés en poner a disposición de la Institución de Derechos Humanos creada recientemente en Uruguay la experiencia del Defensor del Pueblo en España.