El cuerpo descuartizado y decapitado de un recluso paraguayo que llevaba diez años con prisión preventiva fue encontrado el jueves en un patio trasero de la penitenciaría de Asunción.

El hecho ocurrió en la cárcel Tacumbú, en la periferia de la capital, informó Olga Blanco, directora de Institutos Penales, del ministerio de Justicia.

Dijo a los periodistas que los restos del preso Fabio David Mendieta, de 31 años, estaban distribuidos en bolsas de plástico, pero que no fue encontrada su cabeza.

"Los restos del cuerpo fueron encontrándose en el patio trasero de la penitenciaría", informó la funcionaria. Agregó que se desconocía quienes fueron los autores y la causa del asesinato.

"En mi sistema informático aparece Mendieta como procesado desde 2000 por robo y homicidio; llevaba más de diez años sin condena, salvo que nuestra computadora no haya sido actualizada", explicó.

La cárcel de Tacumbú, con capacidad para 2.200 presos, tiene 3.620 reclusos.