Tras nueve días de un movimiento sísmico interno en el volcán Nevado del Ruiz, en el oeste colombiano, y que comenzara a lanzar cenizas, las autoridades geológicas mantenían el jueves el alerta y dijeron que puede producirse un aumento en el caudal de ríos cercanos debido a que esas cenizas derriten la nieve y el glaciar de la cúspide.

Pero esa fusión del glaciar y el derretimiento de nieve "no es comparable con una avalancha para nada...cuando hay sol al mediodía, a las dos, tres de la tarde, se derrite y aumenta un poco el caudal" de ríos a las faldas del volcán, explicó Marta Calvache, subdirectora de amenazas geológicas del oficial Instituto Colombiano de Geología y Minería.

Dijo que además del sol, las cenizas absorben calor y como se ha acumulado gran cantidad de ella en el lado occidental del volcán, pues contribuyen al derretimiento.

Aparte de un aumento del caudal de ríos, también puede haber un cambio en el color de las aguas, con contaminación, debido a las cenizas y por eso se hace la advertencia a la población, agregó la funcionaria en diálogo telefónico.

El Instituto declaró el alerta la madrugada del 29 de mayo luego de detectar un movimiento sísmico y el comienzo de emisión de ceniza en el Nevado del Ruiz, ubicado entre los límites de los departamentos de Caldas y Tolima, en el oeste del país, y que se alza 5.321 metros sobre el nivel del mar.

El monitoreo del Nevado del Ruiz es permanente debido a que una erupción en 1985 provocó la muerte de 25.000 personas y arrasó al poblado de Armero, en Tolima; en la peor tragedia natural del país.

El coronel de la aviación Carlos Silva, subdirector de la Aeronáutica Civil colombiana, dijo que desde la declaración del alerta a fines de mayo y hasta ahora, el aeropuerto de Manizales --capital de Caldas-- sólo estuvo abierto unas pocas horas y permanece cerrado por seguridad ante las cenizas y su impacto en la visibilidad en las naves que llegan y salen. Pero otras tres terminales cercanas, que estuvieron cerradas el primer día del alerta, reanudaron poco después sus operaciones normales, aseguró Silva en entrevista telefónica.

"Las empresas aéreas que van a Manizales han optado por realizar rutas alternas a los aeropuertos de Pereira, Cartago y Armenia, esos aeropuertos han estado permanentemente abiertos", dijo.