Ganar, sí o sí. Cuba debe abrir con triunfo si quiere seguir soñando cuando reciba a Canadá el viernes en las eliminatorias de la CONCACAF para el Mundial de fútbol del 2014 en Brasil, afirmó el mediocampista cubano Alain Cervantes.

"Jugamos en casa con el equipo que luce menos fuerte del grupo, hay que aprovecharlo y abrir con victoria si queremos acariciar el sueño de todo futbolista", comentó Cervantes, quien jugará su tercera eliminatoria mundialista.

Cuba, Canadá, Honduras y Panamá integran el grupo C en esta fase de la CONCACAF.

El elenco cubano llegó directo a esta fase sin intervenir en las preliminares, en tanto Canadá ganó sus tres partidos de la segunda ronda, con Puerto Rico (3-0), Santa Lucía (7-0) y San Kitts y Nevis (4-0).

"Tenemos un equipo sólido, pero anotar goles es nuestra asignatura pendiente, nos falta maldad y maña a la hora de la definición, en parte debido a la poca experiencia internacional", señaló Cervantes en conversación con The Associated Press en el estadio Pedro Marrero de La Habana, donde se jugará el partido.

A Cuba le falta también "rigor defensivo, sobre todo en el marcaje individual, además carecemos de la picardía que se adquiere con el fogueo", agregó Cervantes.

El técnico cubano es Alexander González, quien dirigió el equipo cubano en los Juegos Panamericanos de Guadalajara, donde empató 0-0 con Brasil y perdió 1-0 con Argentina y con Costa Rica. De aquel onceno vienen el portero Odisnel Cooper, el delantero Dalaín Aira y el mediocampista Marcel Hernández. El defensa Yenier Márquez, de 33 años y capitán del equipo, es el jugador más experimentado.

Cuba se preparó con una gira por Brasil donde logró tres empates y dos derrotas con equipos locales del estado de Sao Paulo.

El béisbol es el deporte rey en la isla, pero el fútbol se abrió camino entre la afición, que sigue con pasión la rivalidad del Real Madrid y el FC Barcelona. "Un buen resultado encendería la chispita para nuestro equipo", dijo Cervantes.

Canadá empató 0-0 con Estados Unidos en un amistoso el pasado domingo en el que se destacaron el defensor Kevin McKenna, del Colonia de Alemania, Dwayne De Rosario, del DC United de la MLS, y el juvenil Samuel Piette, de 17 años.

Cuba y Canadá se enfrentaron en las eliminatorias para los mundiales de 1998 y de 2002, con saldo de tres victorias para Canadá y un empate.

El cotejo se jugará a las 14.000 horas en el estadio Pedro Marrero, con capacidad para 25.000 personas.