El presidente Evo Morales dijo el jueves que desconoce la presencia de carteles colombianos en Bolivia después de que la canciller de ese país informó sobre la existencia de estos grupos de narcotraficantes.

"No sé si hay carteles, pero hay colombianos y mexicanos narcos en Bolivia", dijo Morales en rueda de prensa tras ser consultado sobre las afirmaciones de la canciller de Colombia, María Holguín.

Holguín señaló el martes que en los últimos días vieron "desafortunadamente la presencia de carteles de narcotráfico". "En eso esperamos apoyar a Bolivia", agregó, sin dar más detalles.

Las declaraciones de Holguín fueron después de la firma de un acuerdo de cooperación en seguridad, defensa y lucha contra las drogas en el marco de la 42 Asamblea de la Organización de Estados Americanos realizada en el departamento central de Cochabamba.

Morales criticó el manejo de la justicia en los casos de narcotráfico pero también las dificultades que tiene para atrapar a los "peces gordos" por la falta de equipos tecnológicos.

También dijo que ayudaría que países como Estados Unidos eliminen el secreto bancario para que con ello se averigüe los destinos del dinero del narco.

Bolivia ocupa el tercer lugar en la producción de coca y cocaína después de Colombia y Perú. Informes oficiales indican que gran parte de la cocaína boliviana sale por Brasil, Argentina, Chile y Paraguay y de allí es embarcada hacia contactos en Africa occidental desde donde ingresa a Europa.