El crecimiento de las economías de América Latina y el Caribe se situará este año en torno al 3,7 % del PIB y volverá a crecer hasta el 4,2 % en 2013, según un informe de la ONU sobre la "Situación y Perspectivas de la Economía Mundial en 2012" publicado hoy.

"En numerosos países de la región, el levantamiento progresivo de las medidas de relanzamiento fiscal y monetario ha reducido el crecimiento de la demanda interna", señala el documento de la ONU.

El organismo internacional dio a conocer hoy su informe semestral sobre la evolución económica global, en el que indicó que el Producto Interior Bruto (PIB) mundial crecerá el 2,5 % en 2012 y el 3,1 % en 2013, al tiempo que apuntó que la crisis de la deuda en la eurozona es la "mas grave amenaza" de la hacienda en el mundo.

Para los países en desarrollo, la ONU pronostica un crecimiento económico global medio del 5,3 % en 2012.

Los expertos del organismo internacional indicaron también que las economías del Caribe registrarán un aumento del crecimiento del PIB hasta el 3,3 % en 2012 y el 4 % en 2013.

Igualmente alertaron del problema que suponen las altas tasas de desempleo de manera general y en particular se refirieron a que en la región hay situaciones de subempleo en México y Venezuela.

En el caso de Suramérica, el documento indica que esa región crecerá este año el 3,8 % y el 4,4 % el siguiente, siendo el desarrollo económico de Brasil del 3,3 y del 4,5 %, respectivamente, para el mismo periodo.

"Se espera que el crecimiento económico brasileño se recupere gradualmente en 2012 y 2013 a medida que las inversiones del sector privado se vean apoyadas por un relajamiento monetario y del incremento del gasto gubernamental", dice el documento.

Para la región de México y Centroamérica la ONU avanza un crecimiento del PIB del 3,4 % para 2012 y del 3,9 % para 2013, unas cifras que coinciden con el individual pronosticado para el caso mexicano en esos dos años.

Con respecto al nivel de empleo, el documento indica que en la región se desaceleró ese indicador, en especial en Brasil, aunque también señala que su tasa de paro es todavía menor de lo que era hace un año.

Asimismo alerta que en la región sigue habiendo elevadas tasas de subempleo y empleos vulnerables, al igual que bajos salarios y "una ausencia de red social" en muchos de esos países, lo mismo que en los asiáticos, aunque indica que en ambas regiones el desempleo voluntario parcial se ha reducido marginalmente.

Los economistas de la ONU indican que en muchos países latinoamericanos las medidas de estímulo monetario y fiscal han reducido el nivel de crecimiento de la demanda interna.

También apuntan a que las exportaciones de México y los países caribeños se expandieron a un mayor ritmo que el esperado al tiempo que la actividad económica de Estados Unidos se reforzó a fines de 2011.

En el caso de México, señalan, "se espera que el crecimiento económico se reduzca al 3,4 % en 2012", e indican que si el desarrollo de Estados Unidos se refuerza, también habrá una mayor demanda de turismo de la zona, lo mismo que de algunas exportaciones y de remesas enviadas por los inmigrantes latinoamericanos a sus países.

En el documento se hace también referencia a que los márgenes de maniobra en política fiscal son reducidos debido a los altos niveles de endeudamiento público en la región.

"En el caso de Argentina se espera una profunda disminución del crecimiento económico en 2012, seguida por un periodo de rápido crecimiento", así como un descenso de la demanda y del desarrollo de la producción agrícola, dice el informe, que no da datos precisos al respecto.

La región, además, también se verá afectada por el impacto de la crisis de la zona euro, así como por el menor crecimiento de la demanda en China y Estados Unidos, sus principales mercados para exportación.