Fiscales militares estadounidenses no han dicho si planean usar grabaciones recién reveladas en el próximo juicio al organizador de los ataques terroristas del 11 de septiembre del 2011 Khalid Sheikh Mohammed, pese a que las cintas pudieran resolver el problema de la fiscalía con evidencia obtenida dudosamente.

Un nuevo libro dice que fiscales del Departamento de Justicia se asombraron al conocer hace tres años que las fuerzas armadas estadounidenses habían grabado secretamente comentarios incriminatorios que Mohammed le hizo a otros prisioneros durante conversaciones en el patio de la prisión, pero que no planeaban usarlas en el juicio.

En el libro "Kill or Capture: The War on Terror and the Soul of the Obama Presidency" (Matar o capturar: la guerra al terrorismo y el alma de la presidencia de Obama), el periodista Daniel Klaidman dice que Mohammed fue grabado fanfarroneando acerca de los ataques.