La filtración de contraseñas de la red de profesionales LinkedIn ha desencadenado el temor de otros portales a que las claves de sus usuarios sean pirateadas, como en el caso de la página web de música Last.fm, que según advirtió hoy en su blog, está investigando una posible fuga de datos.

"Actualmente estamos investigando la filtración de algunas contraseñas de usuario de Last.fm. Esto es consecuencia de las recientes filtraciones de contraseñas en otros sitios, así como la información publicada en línea. Como medida de precaución, estamos pidiendo a todos nuestros usuarios que cambien sus contraseñas de inmediato", advirtió la página.

"Lamentamos las molestias que causa tener que cambiar la contraseña, pero Last.fm se toma su privacidad muy en serio", dice el sitio.

LinkedIn y la página de citas eHarmony hicieron público ayer que algunas de las contraseñas de sus usuarios parecían haber sido filtradas en Internet.

En el caso de la red de profesionales, que cuenta con más de 150 millones de usuarios en todo el mundo, vio afectadas las cuentas de casi un 5 por ciento de sus clientes, unos 6,4 millones de personas.

El encargado de dirigir el equipo de publicidad en internet de Google, Matt Cutts, advirtió a raíz de estos problemas de que mantener la misma contraseña para varias cuentas o redes sociales puede causar graves problemas.

"¿Utiliza la misma contraseña para LinkedIn y Gmail?". "Yo cambiaría las dos inmediatamente", escribió.

Algunos medios especializados apuntan a que el posible pirateo de las contraseñas haya tenido origen en un foro ruso.