El príncipe Guillermo de Inglaterra se ha licenciado como capitán de la Real Fuerza Aérea Británica, en la que sirve como piloto de búsqueda y rescate, anunció hoy Clarence House.

El duque de Cambridge, de 29 años, segundo en la línea de sucesión a la corona británica, completó los exámenes para convertirse en capitán el pasado 29 de mayo.

"El teniente Wales (ese es su nombre como militar, pese a su nuevo rango) comandará a partir de ahora operaciones de búsqueda y rescate en la RAF (Royal Air Force) en helicópteros Sea King", informó Clarence House, la residencia real que actúa como portavoz de los duques de Cambridge, Guillermo y Catalina.

Un portavoz del ministerio de Defensa británico, por su parte, explicó que el príncipe Guillermo tuvo que demostrar "un amplio espectro de habilidades" para conseguir su cualificación como capitán, tanto teóricas como prácticas.

El duque de Cambridge participó en varias simulaciones de rescate que incluyeron la búsqueda de un yate accidentado, la localización de dos "kayaks" extraviados, así como el rescate de varias personas en el agua y la extinción de un incendio en un buque de investigación.

Este mismo año, el hijo mayor del heredero de la corona, el príncipe Carlos de Gales, completó un entrenamiento de seis semanas como piloto de helicóptero en las islas Malvinas.

El despliegue en las Falkland, como las llaman los británicos a estas islas del Atlántico Sur, irritó a las autoridades argentinas, que sostienen que son territorio argentino ocupado y consideraron el despliegue del príncipe Guillermo como una "provocación".