Los partidos del Gobierno alemán de la canciller federal, Angela Merkel, y la oposición socialdemócrata y verde han alcanzado un principio de acuerdo para la ratificación del pacto fiscal de la UE en el Bundestag (parlamento) que contempla la introducción de un impuesto a las transacciones financieras.

El pacto destaca el compromiso del Gobierno alemán de defender ante la UE la introducción de un impuesto a las transacciones financieras "en el mayor número posible" de países de la Unión, señalaron hoy fuentes parlamentarias.

El acuerdo permitirá que el pacto fiscal para una mayor disciplina presupuestaria en la UE sea aprobado antes del verano por el parlamento alemán, donde la coalición de Merkel necesita forzosamente el apoyo de la oposición para alcanzar una mayoría de dos tercios.