Costa Rica anunció hoy su absolución de una demanda que una organización ambientalista interpuso ante la secretaría del TLC con Estados Unidos por supuestos daños al ambiente causados por barcos pesqueros de camarón.

La demanda fue interpuesta en julio pasado por la organización Programa Restauración de la Tortuga Marina (Pretoma) por la falta de aplicación de la ley, especialmente en el uso del "Dispositivo Excluidor de Tortugas Marinas (DET)", una herramienta que permite la salida rápida de las tortugas cuando quedan atrapadas en las redes.

El presidente del estatal Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura, Luis Dobles, declaró hoy a Efe que este tipo de demanda solo busca dañar la imagen del país, el cual dijo, estuvo expuesto a una multa de 15 millones de dólares en caso de haber salido culpable.

Dobles dijo que la decisión de la secretaría ambiental del tratado de libre comercio (TLC) entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana, notificada esta semana, "corrobora los esfuerzos de autoridades públicas y del gobierno en el cumplimiento de la legislación ambiental y pesquera".

"La secretaría ha rechazado el procedimiento y ha ordenado su archivo porque no existen elementos que permitan dudar que Costa Rica aplica su legislación ambiental y pesquera y que no existe impunidad contra los infractores", manifestó Dobles.

Las exportaciones de camarón de Costa Rica a Estados Unidos, amparadas en el TLC, estuvieron suspendidas desde 2009 hasta que el pasado 5 de mayo la nación norteamericana otorgó una nueva certificación al comprobar mejoras en la protección de las tortugas.

Estados Unidos había suspendido las importaciones de camarón costarricense por la falta de sanciones a los pescadores que no utilizaban los DET y su daño consiguiente a las tortugas marinas.