El candidato del Gobierno argentino a la Procuraduría General, Daniel Reposo, renunció hoy a su postulación tras las duras críticas recibidas de la oposición por abultados errores en su currículum y en vísperas de una votación que no garantizaba el triunfo del oficialismo para su designación.

El portavoz presidencial, Alfredo Scoccimarro, informó esta noche de la renuncia de Reposo en una comparecencia ante la prensa que no estaba prevista y que concluyó sin posibilidad de preguntas y con el anuncio de la nueva candidata oficialista al cargo, Alejandra Gils Carbó.

Reposo envió cuatro cartas para anunciar su renuncia dirigidas a la presidenta argentina, Cristina Fernández, al presidente del Senado, el vicepresidente Amado Boudou, y a los líderes en el Senado del oficialismo y de la opositora Unión Cívica Radical.

El funcionario atribuyó a una campaña mediática en su contra las duras críticas recibidas de la oposición durante su comparecencia ante el Senado, el pasado martes, en la que la oposición denunció los numerosos "errores" incluidos en su currículum.

En sus cartas, además de cargar contra la prensa, Reposo manifestó su admiración por el expresidente Ricardo Alfonsín y llegó a hablar de las bajas calificaciones académicas del fallecido exmandantario para justificar su cuestionado historial.

Esta semana, senadores de la Unión Cívica Radical acusaron a Reposo de haber mentido en su currículum, tanto en su experiencia laboral como en su formación académica.

Reposo fue propuesto por la presidenta Cristina Fernández, en reemplazo de Esteban Righi, quien renunció al cargo de procurador general en abril pasado a raíz de una denuncia del vicepresidente Boudou, blanco de un escándalo por corrupción.