El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, dijo el jueves que el banco central está dispuesto a adoptar medidas adicionales para apuntalar la debilitada economía estadounidense en caso de empeorar, aunque sin dar detalles concretos ante una comisión conjunta del Congreso.

Bernanke dijo que la crisis de la deuda soberana europea plantea riesgos sustanciales para los mercados financieros estadounidenses, y destacó que el paro sigue siendo elevado y el riesgo de la inflación leve.

"Como siempre, la Reserva Federal sigue dispuesta a actuar conforme sea necesario para proteger el sistema financiero estadounidense y la economía en caso de que aumente la tensión financiera", dijo Bernanke al Comité Económico Conjunto del Congreso.

La mayoría de los economistas no esperan nuevas medidas en la reunión de la Fed del 19 y 20 de junio, pese a los indicios dados por otros miembros del banco en los últimos días. Incluso si vuelven a bajar las tasas, los analistas creen que no afectará la economía.

Los economistas John Ryding y Conrad DeQuadros, de la firma RDQ Economics, dijeron que nada hubo en las declaraciones que "indique las posiciones de Bernanke" antes de la reunión de junio de la Comisión de Mercado Abierto de la Fed, el organismo ejecutivo del banco.

"Sí, el presidente de la Fed dijo que está dispuesto a actuar si Europa amenaza el sistema financiero de Estados Unidos o la economía. Empero, no dio detalles específicos y esencialmente repitió el lenguaje de la declaración de la CMAF", escribieron en una nota dirigida a sus clientes.

La Fed podría comprar más bonos para abaratar los intereses a largo plazo, lo que en teoría fomentaría el endeudamiento y el gasto. O podría prolongar más allá del 31 de diciembre del 2014 su plan de mantener casi en cero la tasa preferencial.

Empero, Bernanke quizá se vea presionado para no adoptar más medidas de estímulo antes de las elecciones de noviembre por considerar esas gestiones una forma partidista de favorecer la reelección del presidente Barack Obama.

El representante republicano Kevin Brady advirtió de los peligros de adquirir más bonos y agregó que la medida podría favorecer la inflación.

"Creo que la Fed ha hecho todo lo posible y quizá hizo demasiado", dijo Brady, vicepresidente de la comisión.

El miércoles, la vicepresidenta de la Fed, Janet Yellen, el gobernador del banco federal regional de Atlanta, Dennis Lockhart, y y el presidente del banco federal de San Francisco, John Williams, coincidieron que la junta quizá tenga que hacer más.

La semana pasada el gobierno indicó que el paro aumentó en mayo al 8,2% del 8,1% en abril. Las empresas agregaron solamente 69.000 trabajadores nuevos, la menor cuantía en un año. El crecimiento laboral aumentó en un promedio de 252.000 al mes de diciembre a fines de enero, para caer desde entonces a un promedio de 96.000 mensuales.