El jardinero derecho dominicano José Bautista hizo sonar el bate para llegar a 15 bambinazos en lo que va de campaña y brillar con luz propia en la jornada de las Grandes Ligas que los dejaron como el pelotero latinoamericanos más destacado.

Bautista pegó de vuelta entera para darle a los Azulejos de Toronto un triunfo por 4-0 sobre los Medias Blancas de Chicago.

Bautista (15) lo hizo en el sexto episodio, solitario, ante el trabajo del abridor colombiano José Quintana.

El dominicano lo castigó botando la pelota sobre la barda del jardín izquierdo.

Mientras que en la derrota el antesalista venezolano Miguel Cabrera también desapareció la pelota del campo, pero los Tigres de Detroit perdieron 6-9 contra los Indios de Cleveland.

Cabrera (12) conectó batazo de vuelta entera en el cuarto episodio, sin gente en el camino.

El venezolano castigó los lanzamientos de su compatriota Gómez y le desapareció la pelota del campo por todo lo alto del jardín derecho.

En la lomita su compatriota el abridor Jeanmar Gómez trabajó cinco episodios y se acreditó el triunfo.

Gómez (4-4) lanzó cinco entradas, permitió siete imparables, dos jonrones, seis carreras y regaló un pasaporte.

El venezolano dominó a 23 toleteros de los Tigres con 66 lanzamientos, 43 de ellos dirigidos a la zona perfecta del strike, para dejar en 4.97 su promedio de efectividad.

También perdiendo el cubano Kendrys Morales pegó batazo de cuatro esquinas, pero los Marineros de Seattle vencieron 8-6 a su equipo los Angelinos de Los Ángeles.

Morales (7) pegó batazo de vuelta entera llevando a un corredor en el camino.

El cubano castigó al abridor dominicano Héctor Noesi, en la tercera entrada, cuando había dos outs en el episodio.

El guardabosques venezolano Gregor Blanco conectó otro bambinazo y pisó dos veces la registradora para los Gigantes de San Francisco, que derrotaron 6-5 a los Padres de San Diego.

Blanco (2) conectó en el quinto episodio contra la serpentina que le ofreció Clayton Richard. El venezolano desapareció la pelota sin corredores en el camino, ni outs en la pizarra.

En la derrota el parador en corto cubano Yuniesky Betancourt hizo sonar el madero con jonrón, pero los Mellizos de Minnesota vencieron 4-2 a su equipo los Reales de Kansas City.

Betancourt (2) pegó batazo de cuatro esquinas en el primer episodio contra la serpentina de Blackburn, sin corredores en el camino.

En labor sobre el montículo el abridor dominicano Iván Nova permitió sólo dos imparables en ocho episodios, y dirigió a los Yanquis de Nueva York a un triunfo por 4-1 sobre los Rays de Tampa Bay.

Nova (7-2) lanzó ocho episodios, permitió cuatro imparables, una carrera, dio una base y retiró a cinco por ponche para conseguir la victoria.

El dominicano hizo frente a 29 enemigos, a quienes puso bajo control con 103 lanzamientos, 69 de ellos a la zona perfecta del strike, y dejó en 5.09 su promedio de efectividad.

Su compatriota el cerrador Rafael Soriano (8) trabajó un episodio y se hizo del rescate al ponchar a un bateador rival.

En el ataque el intermediarista dominicano Robinson Cano (9) castigó con el poder de su bate en el cuarto episodio sobre los lanzamientos del abridor Alex Cobb, sin corredores en circulación.

El abridor dominicano Johnny Cueto trabajó más de siete episodios y llevó a los Rojos de Cincinnati a un triunfo por 5-4 sobre los Piratas de Pittsburgh.

Cueto (6-3) lanzó siete episodios y dos tercios, permitió seis imparables, tres carreras, dio una base y retiró a seis por la vía del ponche.

El dominicano concluyó su labor con 188 envíos, 74 lanzados a la zona perfecta del strike, para dejar en 2,63 su promedio de efectividad contra 29 enemigos.

El cerrador cubano Aroldis Chapman (6) lanzó un episodio y ponchó a dos para conseguir el rescate.

Otro dominicano, el abridor Bartolo Colón trabajó ocho episodios y se encargó de llevar a los Atléticos de Oakland a una victoria por 2-0 sobre los Vigilantes de Texas.

Colón (5-6) lanzó ocho episodios, permitió cinco imparables, dio una base y ponchó a cinco para acreditarse la victoria.

El dominicano concluyó su labor con 100 envíos, 77 fueron perfectos para dejar en 3,92 su promedio de efectividad, después de haber controlado a 28 bateadores enemigos.

El abridor panameño Randall Delgado trabajó poco más de seis episodios y colaboró a su causa remolcando una carrera para llevar a los Bravos de Atlanta a un triunfo por 2-1 contra los Marlins de Miami.

Delgado (4-5) lanzó seis episodios y un tercio, permitió dos imparables y una carrera, dio una base y retiró a siete por ponche.

Delgado controló a 22 enemigos con 80 lanzamientos, 50 de ellos a la zona perfecta del strike, y dejó en 4,26 su promedio de efectividad.

En el cuarto episodio pegó sencillo para remolcar la segunda carrera de los Bravos y marcar el triunfo.