Carlos Correa, el único boricua electo en la primera ronda del draft, llegó el jueves a un acuerdo contractual con los Astros de Houston, que le otorgaron una bonificación de 4,8 millones por estampar su firma.

El convenio con el campocorto de 17 años es el primero para una alta selección desde la entrada en vigor del nuevo contrato colectivo de trabajo. Ahora existen restricciones sobre el gasto que pueden ejercer los equipos en sus selecciones de las primeras 10 rondas del draft.

Se trata de la menor cifra garantizada a una primera selección desde 2006, cuando Kansas City dio 3,5 millones de dólares al serpentinero Luke Hochevar.

Bajo el contrato colectivo acordado en noviembre, el valor recomendado para la primera selección era de 7,2 millones de dólares. El valor de cada categoría en las selecciones de las primeras 10 rondas de un equipo se va sumando, y los clubes que excedan el tope son sancionados con un "impuesto" y posiblemente con la pérdida de futuros reclutados.