Un disidente ciego que participó en las protestas de Tiananmen en 1989, Li Wangyang, apareció ahorcado ayer en la habitación de un hospital de Hunan (sur) donde se encontraba bajo custodia policial, dijeron hoy a Efe fuentes próximas al fallecido.

"No sé cómo pudo haberse suicidado, los días anteriores estaba muy normal", dijo a Efe su cuñado, Zhao Baozhu, que explicó que varios abogados amigos de Li que trataron de ir al hospital y averiguar más sobre el caso recibieron órdenes de no hacerlo.

Además, un amigo del disidente, Yin Zheng An, mostró a Efe su reticencia ante la posibilidad de un suicidio: "no creo que se haya suicidado, porque poco antes pidió a su hermana que le consiguiera unos audífonos".

Yin agregó que la vigilancia policial a la que estaba sometido el disidente aumentó de tres a diez agentes el pasado lunes, al cumplirse el vigésimo tercer aniversario del inicio de las protestas en la plaza pequinesa de Tiananmen, el 4 de junio de 1989.

Tras la muerte del activista y la difusión de su caso en internet, cerca de mil personas de Asia, Estados Unidos, Europa y Australia han firmado un documento para pedir a las autoridades chinas que se efectúe una autopsia al cuerpo de Li.

"Las autoridades ya han avisado que harán la autopsia", dijo a Efe Zhao.

Li Wangyang fue uno de los primeros activistas de derechos de los trabajadores en China, llegando a formar, en 1989, la Unión Autónoma de Shaoyang, en la provincia sureña de Hunan, su tierra natal.

Debido a su participación en el Movimiento Democrático de 1989, Li fue condenado a once años de prisión y en la cárcel fue sometido a torturas que lo dejaron ciego, además de tener dificultades para escuchar y para caminar.

En 2001, ya en libertad, el disidente protestó por la falta de compensación y de tratamiento médico por parte del Gobierno chino tras sufrir torturas y otras vejaciones y pidió ayuda a la comunidad internacional.

Después de esa protesta, las autoridades chinas lo sentenciaron a otros diez años de cárcel por "incitar a la subversión del Estado" y a cuatro años de privación de sus derechos políticos.