El presidente del grupo parlamentario de la gubernamental Unión Cristianodemócrata Alemana (CDU), Volker Kauder, pidió hoy a España que solicite el rescate europeo, ante las dificultades por las que atraviesa el sector bancario.

"Creo que España debe guarecerse bajo el paraguas de rescate no por (los problemas de) el país, sino por (las dificultades de) los bancos", dijo el correligionario de la canciller federal, Angela Merkel, en declaraciones al informativo matinal de la emisora pública alemana ARD.

No es posible que las ayudas fluyan directamente de los fondos de rescate a un fondo público bancario español, dijo además Kauder, quien a principios del pasado mes de abril visitó Madrid, donde se entrevistó, entre otros, con el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy.

Kauder rechazó las informaciones publicadas hoy por el rotativo Süddeutsche Zeitung acerca de que la Unión Europea estudia facilitar el rescate de la banca española mediante la transferencia de ayudas directas del Fondo Europeo de Estabilización Financiera (FEEF) al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) español.

El líder parlamentario cristianodemócrata subrayó además que España debería desarrollar un programa de crecimiento con el fin también de mejorar la formación de la gente joven y recordó que ya habló con Rajoy en Madrid sobre ese tema.

"Para ello hay que invertir en colegios, personal educativo, material. Y para ello podría aportar dinero la Unión Europea", dijo Volker Kauder, quien comentó que el capital para una iniciativa así podría proceder de los fondos estructurales, en los que los países interesados también deben hacer su aportación.

Ante los problemas de España para cumplir con esto último Kauder subrayó ser "de la opinión de que usemos los fondos estructurales también para esas perspectivas de futuro y dar a los países la posibilidad de hacer su aportación propia mas tarde o en otra forma".

El SZ añade que el gobierno de Madrid deberá comprometerse a eliminar los problemas del sector financiero español, de ser necesario con nuevas fusiones e incluso con la clausura de determinadas instituciones bancarias.

Agrega que, frente al caso de Grecia, España no necesita ser sometida a severas condiciones para sanear sus presupuestos o reformar su economía.

El SZ señala que los expertos de la UE calculan que los institutos bancarios españoles pueden necesitar ayudas de entre 75.000 y 100.000 millones de euros para superar la crisis de la burbuja inmobiliaria.