Veintiún oficiales de las marinas de guerra de trece países de América, entre ellos Estados Unidos, asisten en Cartagena a un curso de interdicción de drogas, dijeron hoy fuentes de la Armada Nacional en esta ciudad caribeña colombiana.

El curso, que durará dos meses, es el séptimo de un programa de capacitación en operaciones marítimas contra el narcotráfico abierto en 2009 por la Escuela de Guardacostas de la Armada colombiana.

El capitán de corbeta Octavio Gutiérrez, director de la escuela, dijo a Efe por teléfono que el curso cuenta por primera vez con la participación de Perú.

Asimismo, es la primera vez que Ecuador inscribe a un oficial de la marina a cambio del oficial de aduanas que enviaba a las versiones anteriores de este programa, agregó Gutiérrez.

Los otros oficiales que participan en el curso proceden de El Salvador, Honduras, México, Paraguay, Chile, Panamá, Argentina, Estados Unidos, República Dominicana y Guatemala, además de Colombia.

"Es un curso muy práctico, lógicamente con una introducción teórica", indicó el director de la Escuela de Guardacostas, y apuntó que está basado en las posibles situaciones que deba enfrentar en el mar el tripulante de una unidad en operaciones antidroga.

En este sentido, Gutiérrez explicó que los asistentes reciben enseñanzas en técnicas de abordaje de embarcaciones, inspección, sometimiento de tripulantes, verificación de las naves, búsqueda en compartimentos ocultos, entre otros asuntos.

Los alumnos son también entrenados en acciones defensivas, continuó el director de la escuela, quien admitió que este curso supone para los oficiales de su país "un entrenamiento mutuo", pese a la experiencia colombiana en la materia.

"No somos el todo, y la situación de cada país es distinta", reconoció Gutiérrez.

Los conocimientos en técnica y tácticas con unidades de reacción rápida son centrales en este curso, que desde 2009 ha sido impartido a 114 oficiales de 24 países del continente.