La agencia de calificación de riesgo Moody's bajó hoy a "A3" la nota del Commerzbank, así como de otros siete bancos alemanes.

La agencia justificó esa decisión con los riesgos que provienen de los países envueltos en la crisis de la deuda y de los bancos de esos países.

Los bancos alemanes, según la agencia, no pueden mantenerse completamente al margen de esos riesgos y sólo tienen capacidad limitada para compensar las pérdidas.

La calificación del DX Bank, el Dekabank, el Deutschen Hypothekenbank y de los "Landesbanken" (bancos centrales de los estados federados) de Baden-Württemberg, Hessen-Thuringia y NordLB se rebajó en un nivel.

La misma suerte corrió la filial alemana del banco italiano Unicredit. Una revisión de la calificación del Deutsche Bank, según la agencia, está en marcha pero todavía no se ha cerrado.