La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) repudió hoy las agresiones contra periodistas en Argentina y pidió al Gobierno investigar para identificar a los responsables, a fin de garantizar el libre ejercicio del periodismo en ese país.

"Es obligación del Estado actuar de oficio e investigar los hechos y así proteger el derecho a la libertad de prensa y de expresión", dijo el presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Gustavo Mohme.

El director del diario peruano La República resaltó que la organización, con sede en Miami, es consciente de la preocupación de la presidenta Cristina Fernández en cuanto a que la SIP se pronuncie sobre estos casos.

Unos temas, subrayó, por los "cuales nuestra organización siempre clama para que se garantice y proteja el derecho al libre ejercicio de la actividad periodística, sin distinción de la filosofía o línea editorial que practiquen los periodistas y medios de comunicación".

"También es importante que el Estado no discrimine a la hora de proteger a todos los periodistas y medios ante cualquier tipo de agresión a la libertad de informar", agregó.

Según la SIP, el periodista Julio Mosle, la fotógrafa Florencia Downes y el conductor Federico Molinari, de la agencia estatal de noticias Télam; el reportero gráfico Mariano Vega del diario oficialista Tiempo Argentino y un reportero del matutino Crónica, fueron perseguidos y golpeados el martes.

El hecho ocurrió cuando cubrían un caso de presunta negligencia médica en el Hospital de Trauma "Claudio Zin", del municipio de Malvinas Argentinas, en Buenos Aires.

Unas 20 personas encapuchadas impidieron el ingreso del equipo de Télam al hospital y advirtieron a los periodistas, con gritos y amenazas, que abandonaran el lugar.

Mosle fue atacado con puños y puntapiés, le robaron su equipo personal y su celular, antes de ser rescatado por el jefe de seguridad del hospital, informaron medios locales.

El periodista denunció que a corta distancia la policía observaba el ataque sin intervenir, según la SIP.

La SIP también condenó otro ataque contra periodistas del programa "6,7, 8" que emite el canal de televisión estatal nacional, ocurrido el 1 de junio, durante una protesta en el centro de Buenos Aires.

Fueron agredidos física y verbalmente el periodista Lucas Martínez, el camarógrafo Sergio Loguzzo y el productor Ezequiel Schneider, informó la organización.