Una doctora que alguna vez compitió con Mitt Romney por la gubernatura de Massachusetts dice tener delegados suficientes como para ganar la nominación del Partido Verde a la presidencia.

La campaña de Jill Stein informó que ella aseguró la candidatura después de las elecciones primarias de California del martes y ahora ha ganado dos terceras partes de los delegados asignados.

Los delegados del Partido Verde se reunirán en Baltimore en julio para su convención en la que se harán las nominaciones. El partido dice estar comprometido con la ecología, la justicia social, la democracia desde las bases y la no violencia.

Otras personas que también buscan la nominación del Partido Verde a la presidencia son la comediante Roseanne Barr; el burócrata de Michigan jubilado Harley Mikkelson, y Kent Mesplay, inspector de calidad del aire del condado de San Diego.

La campaña de Stein la describe como madre, ama de casa, doctora, maestra de medicina interna durante largo tiempo y defensora de la salud ambiental. Vive en Lexington, Massachusetts.