Un grupo anticorrupción advirtió el miércoles que estrechos lazos entre empresas y gobiernos en muchos países europeos han posibilitado corrupción y minado la estabilidad económica.

El grupo, Transparencia Internacional, dijo en un voluminoso reporte publicado en Bruselas que muchos países europeos tienen problemas en las leyes sobre cabildeo, financiamiento de campañas políticas y acceso público a información.

"En toda Europa, muchas de las instituciones que definen una democracia y permiten a un país frenar la corrupción son más débiles que lo que se piensa", dijo Cobus de Swardt, director del grupo. "Este reporte provoca serias interrogantes en un momento en que el liderazgo transparente es necesario en los esfuerzos de Europa para confrontar su crisis económica".

El reporte dijo que cuatro países en el sur de Europa — Grecia, Italia, Portugal y España — "tienen graves déficit en las cuentas públicas y arraigados problemas de ineficiencia, conducta inapropiada y corrupción".

El reporte dice que, entre los nuevos miembros de la Unión Europea, Bulgaria y Rumania continúan siendo las mayores causas de preocupación. Aunque ambos países han implementado numerosas leyes anticorrupción, como lo requiere la UE, "esta oleada de actividad legislativa no ha estado acompañada por la amplia adopción de normas acciones y conducta éticas", agrega.

En contraste, Transparencia Internacional dijo que Dinamarca, Noruega y Suecia eran los países mejor protegidos contra la corrupción, con sólidos órganos de regulación, auditores sistemas de justicia y agencias del orden.

Pero dijo que incluso algunos de los países considerados "líderes de integridad" son vulnerables a posible corrupción.

Suecia y Suiza no tienen regulaciones obligatorias del financiamiento de los partidos políticos, dio el reporte. Y añadió que los sistemas de financiamiento de partidos en Dinamarca, Alemania y Gran Bretaña no son "ejemplares".