El novelista Philip Roth, considerado un referente de la gran narrativa estadounidense y eterno candidato al Nobel de Literatura, fue distinguido el miércoles con el premio Príncipe de Asturias de las Letras.

"Estoy encantado de recibir el Premio Príncipe de Asturias y emocionado porque el jurado haya encontrado mi obra merecedora de tal honor", dijo el escritor en un comunicado emitido por la Fundación Príncipe de Asturias.

"Es particularmente conmovedor para mí haber recibido la noticia del premio sólo unas semanas después de la muerte de Carlos Fuentes, quien recibió el premio en el año 1994", añadió en la misma misiva. "Carlos fue un querido amigo mío y un colega generoso durante muchas décadas y, por supuesto, uno de los más grandes novelistas en español de nuestra era. Quisiera que estuviese vivo para que pudiera oír su voz melodiosa al otro lado del teléfono dándome la enhorabuena con su cortesía habitual".

El jurado destacó que la obra de Roth forma parte de la mejor tradición novelística en Estados Unidos, que sigue la senda abierta por autores como John Dos Passos, Scott Fitzgerald y Ernest Hemingway, entre otros.

"Posee una calidad literaria que se muestra en una escritura fluida e incisiva", dijo el jurado en su fallo. "Personajes, hechos, tramas conforman una compleja visión de la realidad contemporánea que se debate entre la razón y los sentimientos, como el signo de los tiempos y el desasosiego del presente".

Roth, de 79 años, es uno de los escritores más representativos de la narrativa estadounidense de la segunda mitad del siglo XX. Su nombre es uno de los habituales en la lista de aspirantes al Nobel, que todavía se le resiste.

Para un amplio sector de la crítica, la literatura de Roth ha marcado a varias generaciones de autores y lectores por la contundencia de su narrativa y autenticidad.

Entre sus obras más importantes destacan "Goodbye, Columbus", "El lamento de Portnoy", "La gran novela americana" y "Pastoral americana", por la que recibió el Premio Pulitzer en 1998.

Uno de los personajes que aparece con más frecuencia es el escritor Nathan Zuckerman, considerado un alter ego de Roth, protagonista de novelas como "Zuckerman encadenado", "El escritor fantasma" y "La lección de anatomía", entre otros.

Roth es el cuarto autor estadounidense en recibir el Príncipe de Asturias de las Letras. Arthur Miller, en 2002; Susan Sontag, en 2003; y Paul Auster, en 2006 fueron premiados en la misma categoría.

Escritores tan importantes como los premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa y Camilo José Cela también han sido distinguidos con el Príncipe de Asturias de las Letras.

El galardón recayó el año pasado en el poeta y cantautor canadiense Leonard Cohen.

Roth recibió el quinto de los ocho premios Príncipe de Asturias que se conceden este año, en su 32da edición.

El japonés Shigeru Miyamoto, creador de la exitosa saga de videojuegos Mario Bros, fue premiado en Comunicación y Humanidades. El biólogo británico Gregory Winter y al patólogo estadounidense Richard Lerner fueron distinguidos en Investigación Científica y Técnica.

Mientras que el arquitecto español Rafael Moneo fue honrado en la categoría de Artes y la filósofa estadounidense Martha Nussbaum, en la de Ciencias Sociales.

En las próximas semanas se decidirán los Príncipe de Asturias correspondientes a Cooperación Internacional, Deportes y Concordia.

Cada uno de los premios, creados en 1981, está dotado con 50.000 euros (65.000 dólares) y una escultura diseñada por el artista Joan Miró.

Los galardones se entregarán en octubre en Oviedo en un acto presidido por los príncipes de Asturias, Felipe de Borbón y Letizia Ortiz, herederos de la corona española.