El Gobierno de Panamá informó hoy que envió a Argentina para su identificación unas muestras óseas que se presume pertenecen a una de las de un centenar de víctimas de la dictadura militar (1968-1989), documentadas en un informe elaborado en 2002 por una Comisión de la Verdad.

Por orden del Fiscal Auxiliar del Ministerio Público de Panamá, los restos fueron enviados a Buenos Aires para que sean analizados en el laboratorio de Antropología Forense, señaló en un comunicado el ministro panameño de Relaciones Exteriores, Roberto Henríquez.

Con ello se dio inicio al proceso de identificación genética de las muestras óseas de las personas desaparecidas durante la dictadura militar, afirmó un comunicado de la Cancillería de Panamá.

Las autoridades presumen que los restos enviados a Argentina pertenecen a Marlene Mendizabal, quien fue asesinada en enero de 1976 en la provincia panameña de Veraguas junto a su novio, Jorge Falconett.

Mendizabal se encuentra entre las 110 personas asesinadas o desaparecidas durante el régimen militar panameño que figuran en un informe elaborado por la Comisión de la Verdad en 2002.

Esa comisión, creada en enero de 2000 por órdenes de la entonces presidenta Mireya Moscoso (1999-2004), documentó los casos de 70 asesinatos y 40 desapariciones, todos por razones políticas, durante el régimen militar que vivió Panamá entre 1968 y 1989.