El secretario general de la Alianza Bolivariana para los pueblos de nuestra América (ALBA), Rodolfo Sanz, aseguró hoy que para salir de la actual crisis en los países desarrollados se requiere un "cambio de paradigma" y apuntó que la reconstrucción del mundo "ya no será sin América Latina".

En el marco de la I Conferencia Internacional "Alternativas de Desarrollo Sostenible" que se inauguró hoy en Quito, Sanz apuntó que "la reestructuración, la reconstrucción del mundo ya no será sin América Latina" pues, en su opinión, en la zona están "las mayores posibilidades para la salvación del hombre con la tierra".

Sanz, embajador de Venezuela en Ecuador, destacó los cambios que han propiciado los líderes en el poder en su país, Bolivia y Ecuador, entre otros, y aseguró que ese proceso no se puede detener.

Opinó que la crisis mundial "no ha afectado" a la región porque está en "mejores condiciones por las políticas" desarrolladas por los que llamó "Gobiernos progresistas", aunque dijo que los gobernantes "están conscientes" de que se debe hacer "mucho más" para evitar la crisis en la zona y apoyar al desarrollo mundial.

Para él, las elites gobernantes de Estados Unidos y Europa "están inhabilitadas para abordar las salidas que demandan la crisis".

"No tienen voluntad política, no tienen autoridad moral, el paquete que impusieron en Grecia fue draconiano", comentó y consideró que hay un "desmantelamiento del Estado de bienestar".

Para salir de la crisis, dijo, la humanidad requiere de nuevos paradigmas, debe entender que "la economía debe volver a su encuentro con la ética, con la política".

Es imperativo, añadió, que se entienda que en la nueva visión el hombre no está solo en el planeta sino que es parte de él: "La tierra puede vivir sin el hombre, pero el hombre no puede vivir sin la tierra".

Indicó que la ALBA, integrada por Bolivia, Cuba, Ecuador, Nicaragua, San Vicente y las Granadinas, Dominica, Antigua y Barbuda y Venezuela, tiene una visión de la integración basada en la complementación.

Sanz destacó la posición de la ALBA en la Asamblea de la Organización de Estados Americanos (OEA) que concluyó ayer en Bolivia sobre la necesidad de una reforma de esa entidad.

"No es posible un cambio de paradigma con esas instituciones. Lo que hagamos económica y políticamente será siempre acechado por instituciones que sirven a la vieja ideología del mundo unipolar", dijo al asegurar que se requiere la construcción de un mundo multipolar.

En la Conferencia, que terminará el próximo viernes y en la que participan representantes de 26 países, el canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, explicó el cambio en que está embarcado su país desde 2007, cuando ganó por primera vez la presidencia Rafael Correa.

Correa es partidario del llamado "Socialismo del Siglo XXI", en el que pondera el "Buen Vivir", concepto tomado del "vivir en plenitud" de los pueblos indígenas andinos y en el que se destaca, entre otros, el desarrollo en armonía con la naturaleza.