La inconstitucionalidad de la elección de magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de El Salvador, declarada el martes, abarca a 20 propietarios y suplentes, 10 designados en 2006 y los otros este año, dijeron hoy fuentes judiciales.

La Sala de lo Constitucional declaró anoche inconstitucional la elección de cinco magistrados propietarios y sus respectivos suplentes en 2006 e igual la del 24 de abril pasado, porque no les competía a las legislaturas salientes del Parlamento, explicó la CSJ en un comunicado.

La Constitución salvadoreña establece que cada tres años debe renovarse un tercio de la CSJ, integrada por 15 magistrados propietarios y sus suplentes, que cumplen así períodos escalonados de nueve años, pero no fija en qué legislatura debe ser la elección.

El comunicado precisó que la Sala de lo Constitucional emitió dos sentencias en su reunión de anoche, en la que resolvió sobre recursos de inconstitucionalidad interpuestos por la Fiscalía General de la República (FGR) y organizaciones civiles contra la elección de magistrados.

Un fallo se refiere a la elección en 2006 de magistrados para el período 2006-2015 y el otro a la de este año para 2012-2021.

"Las elecciones que se invalidan impidieron a las legislaturas correspondientes ejercer sus competencias", porque en ambos casos ya estaba conformado el nuevo Parlamento tras las respectivas elecciones legislativas, agregó la CSJ.

En sus fallos, la Sala de lo Constitucional puntualizó que "una misma legislatura no puede elegir en más de una ocasión una tercera parte de la CSJ".

La Sala ordenó que la Asamblea Legislativa elija de nuevo a los dos grupos de magistrados, de los cuales los designados el 24 de abril debían asumir el 1 de julio próximo; la nueva legislatura se instaló el 1 de mayo.

En cuanto a los magistrados elegidos en 2006, la CSJ dijo en el comunicado que "continuarán fungiendo hasta que la Asamblea haga una nueva elección" y que la sentencia de inconstitucionalidad "no afectará a los actos y decisiones emitidas" por ellos.

"Tampoco se verán afectadas las actuaciones que ellos emitan después de la fecha de la presente sentencia y hasta que sean sustituidos o nuevamente electos, si fuera el caso", añadió.

Asimismo, se declaró inconstitucional el traslado, también dictado por la Asamblea, del actual presidente de la CSJ, Belarmino Jaime, de la Sala de lo Constitucional a otra dependencia.

Jaime cumplirá el 16 de julio su mandato de tres años como presidente de la CSJ, pero debe continuar en la Sala de lo Constitucional, pues su período como magistrado es de nueve años, desde 2009, de acuerdo con el fallo.

El Parlamento eligió el 24 de abril, cuando estaba por terminar la legislatura 2009-2012, a Ovidio Bonilla como presidente de la CSJ a partir del 16 de julio.

Los otros cuatro magistrados son Doris Rivas, Salomón Padilla, Roberto Argueta y Elsi Dueñas de Avilés, todos en lugar de cinco miembros de la CSJ cuyo período de nueve años vence en 2012.

La Asamblea Legislativa, de 84 escaños, eligió anticipadamente a los magistrados mediante un arreglo político entre el gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN, izquierda) y tres partidos minoritarios de derecha.

La opositora Alianza Republicana Nacionalista (ARENA, derecha) rechazó la elección por considerar que correspondía a la nueva legislatura (2012-2015).

En 2006, ARENA y otros partidos minoritarios eligieron, con el rechazo del FMLN, a los cinco magistrados cuya inconstitucionalidad también se declaró el martes.

Los magistrados elegidos en 2006 son Rosa María Fortín, Evelyn Núñez, Lolly Claros, Miguel Trejo y Mario Valdivieso.

La Sala de lo Constitucional tiene pendiente resolver sobre recursos contra la elección anticipada, hecha también el 24 de abril por el Parlamento, del nuevo fiscal general, Astor Escalante, quien debe asumir el 18 de septiembre próximo.