Tras meses de protestas, marchas de ciudad a ciudad y varios arrestos por desobediencia civil, estudiantes en situación migratoria irregular intentaron dar el miércoles un último empuje a una propuesta que les ayudaría a estudiar en universidades de Nueva York.

Los estudiantes, en su mayoría hispanos, organizaron una concentración frente a las oficinas del presidente de la asamblea del estado, Sheldon Silver, para impulsar la iniciativa antes de que de que finalice la sesión legislativa en ese organismo este mes.

El New York Dream Act ayudaría a jóvenes inmigrantes sin papeles acceder a fondos del estado para pagarse una carrera universitaria. Los estudiantes podrían acceder al llamado Programa de Asistencia Educacional (Tuition Assistance Program, TAP) a pesar de no tener permiso para residir en el país.

"En cierta manera es un como un último impulso. Todavía no perdemos la esperanza de que pase algo", dijo Daniela Alulema, una ecuatoriana de 25 años sin autorización para residir en Estados Unidos. "Cada día que pasa es un día menos, es una oportunidad menos para que aprueben el proyecto de ley".

Alulema fue traída a Estados Unidos por sus padres de forma ilegal cuando tenía 14 años. El Consejo de Liderazgo Juvenil del estado de Nueva York que organizó la protesta señaló que más de 3.500 estudiantes sin papeles que se gradúan de la escuela superior cada año en el estado se beneficiarían de la medida.

Líderes sindicales, políticos y organizaciones de defensa de los derechos de los estudiantes se han unido a la lucha de los estudiantes.

Los jóvenes caminaron recientemente 241 kilómetros (150 millas) desde Nueva York hasta la capital del estado, Albany, para exigir la aprobación de la medida. En una de las protestas organizadas en Manhattan en marzo, tres estudiantes mexicanas que bloquearon una avenida fueron arrestadas.

Está previsto que la sesión legislativa de la Asamblea termine el 21 de junio. Si no se vota el New York Dream Act antes de esa fecha, la propuesta no se consideraría hasta el año que viene. El Senado estatal también debe aprobar el proyecto de ley.

Por otro lado, miembros de la asamblea estatal aprobaron este mes la creación de un fondo de becas privadas para ayudar a estudiantes sin papeles a pagarse sus estudios universitarios. Las becas se conformarán de acuerdo con donaciones de ciudadanos. El fondo es conocido como Fondo Dream.

Michael Whyland, portavoz de Silver, dijo que éste apoya el Dream Act y que cree que ofrecer oportunidades a estudiantes inmigrantes es un tema de "dignidad humana"

"Es por eso que la asamblea tomó este año un primer paso crítico en Nueva York al aprobar el Fondo Dream que permitirá a los hijos de inmigrantes a avanzar hacia sus objetivos educacionales y oportunidades", dijo Whyland a The Associated Press.

Jóvenes sin papeles no pueden acceder a becas federales en Estados Unidos. En Nueva York existen becas privadas que pueden ayudar a jóvenes con situación migratoria irregular.

______________

Claudia Torrens está en Twitter como http://www.twitter.com/ClaudiaTorrens