La dOCUMENTA (13) arranca hoy en Kassel, la ciudad alemana que cada cinco años se convierte durante cien días en paseo planetario por la vanguardia artística, a medio camino entre lo reflexivo, el entretenimiento y la provocación.

Unos 180 artistas de 55 países desplegarán, hasta el 16 de septiembre, sus obras por los cinco grandes espacios repartidos por la ciudad, con las salas del Fridericianum como epicentro, además de parques públicos y la estación central del ferrocarril.

Oficialmente, hasta este miércoles no se desvelará la lista de los artistas seleccionados por la comisaria de la edición, la búlgaro-estadounidense Carolyn Christov-Bakargiev, al frente de un multidisciplinario equipo de asesores que incluye a la española Chus Martínez, exjefa de exposiciones del Museo de Arte de Contemporáneo de Barcelona (MACBA).

A la presentación previa para la prensa seguirán dos días de visita para los medios y profesionales, hasta la inauguración para el gran público, el sábado, para una dOCUMENTA (13) que la comisaria pretende alcance hasta el cierre el récord de un millón de visitantes.

Entre la nómina de nombres avanzados por los medios destacan Sam Durant, con una monumental instalación de madera que recuerda a los ejecutados en la horca, desde los indios americanos a Sadam Husein, y Michael Rakowitz, con libros esculpidos sobre piedra afgana del valle donde los talibán volaron los budas milenarios.

También podrían participar Tacita Dean y Trischa Donnelly, además de artistas latinoamericanos, como los mexicanos Abraham Cruzvillegas, Pedro Reyes y Mariana Castillo y el argentino Guillermo Faivovich, quien trabaja en el proyecto "Una guía a Campo del Cielo", con el que investigan el impacto cultural del meteorito El Taco caído hace 4.000 años en de Campo del Cielo, Chaco, Argentina.

Faivovich lleva años sumergido en el proyecto, junto a su colega de tándem Nicolas Goldberg, y el resultado será expuesto ahora en esa ciudad alemana, considerada el centro geográfico de Alemania.

Se desconoce quién será la estrella de la dOCUMENTA (13), después de que en la edición de 2007, el título quedará compartido entre los 1.001 ciudadanos chinos que Ai Weiwei trasladó a Kassel y el cocinero español Ferrán Adriá, que convirtió su restaurante "El Bulli", de Costa Brava (en la región de Cataluña, noreste español), en un apéndice a distancia.

También de Cataluña llegará está vez a Kassel el cineasta Albert Serra, con un film sobre Hitler y Goethe, así como Dora García, el escritor Enrique Vila-Matas y, a modo póstumo, Salvador Dalí.

A falta de que se concrete en qué consistirán las aportaciones de unos y otros, la ciudadanía asistió hoy al espectacular traslado en helicóptero de una escultura bautizada como "Espíritu" de varios metros de altitud de los tailandeses Apichatpong Weerasethakul y Chai Siri.

La figura -con rostro blanco- quedó plantada entre los árboles y el césped del Karlsaue, un parque ciudadano, en busca del contraste entre el arte y la naturaleza.

Para el semanario "Der Spiegel", será una edición discreta, con menos nombres de impacto que en ediciones anteriores y con un gran protagonismo para su comisaria, con especial sensibilidad para explorar territorios incógnitos y atraer al gran público.

La dOCUMENTA se propone, según esa publicación, llegar al millón de visitantes, frente a los 750.000 de la edición de 2007 y apuntalada en un presupuesto de 24,6 millones de euros (30,5 millones de dólares).

De lograrlo, será todo un hito en tiempos de crisis para una feria quinquenal nacida en 1955 en esa ciudad alemana, con una primera exposición de arte proscrito durante el nazismo -el llamado "arte degenerado"-, a modo de complemento de una muestra floral en sus parques y jardines.

En las ediciones siguientes se consolidó como gran cita, apuntalada en la figura de su primer director, Arnolf Bode, y con artistas como Joseph Beuys entre sus presencias más celebradas.

Kassel conserva como testimonio de cada una de esas ediciones sus obras más destacadas, como los 7.000 robles que hizo plantar Beuys en 1982, aunque por supuesto los 1.001 chinos de Ai Weiwei no plantaron raíces en Kassel, sino que regresaron a su país.

HASH(0x84155ec)

Por Gemma Casavall

HASH(0x84156dc)

HASH(0x86ad6c8)