Al menos dos heridos dejaron hoy los disturbios registrados en la ciudad venezolana de Puerto La Cruz (este) durante la venta de las entradas para el partido de las eliminatorias del Mundial Brasil 2014 que Venezuela disputará el próximo sábado contra Chile, informaron hoy organizadores y autoridades.

El presidente de la empresa organizadora del encuentro Maint Event, Oscar Trensini, confirmó a Efe que se registraron desórdenes en las afueras del estadio José Antonio Anzoátegui, donde, además, se vendían los boletos para la final del baloncesto local.

Trensini explicó que dos personas resultaron heridas aunque no de gravedad cuando las autoridades intentaron dispersar los desórdenes, en medio de los cuales también se registraron daños contra la taquilla del estadio.

Atribuyó los disturbios a una "discusión" entre barras de los equipos locales del Caracas y del Táchira.

"Este partido tiene más interés que el de Argentina y hay más de 100.000 personas que quieren ir, pero solo tenemos capacidad para 33.000", expresó.

Indicó que otra persona sufrió una herida con un corto-punzante, pero aclaró que se trataba de alguien que buscaba boletos para la final del baloncesto.

El gobernador del estado Anzoátegui, Tarek William Saab, declaró a la emisora Unión Radio que unas dos mil personas "madrugaron" e incluso "amanecieron" frente a las puertas del estadio para comprar entradas.

Señaló que hubo un herido por una riña entre un ciudadano peruano y un venezolano que no tenía nada que ver con el fútbol y negó versiones que daban cuenta de "quince heridos".

"Es falso, solo un herido producto de una riña", aseveró.

El seleccionador de Venezuela, César Farías, se refirió a lo ocurrido y llamó a la calma.

"Han sucedido una serie de hechos ante la evidencia que las entradas para el juego del sábado se vendieron en su totalidad, hechos lamentables y queremos hacer un llamado a la paz y la convivencia", señaló Farías en un comunicado.

El presidente de la Federación Venezolana de Fútbol (FVF), Rafael Esquivel, lamentó los incidentes y descartó un cambio de sede para el partido del sábado.

"Ante los rumores escuchados de un cambio de sede de este partido, la FVF desmiente tales aseveraciones", precisó Esquivel, quien señaló que el compromiso se disputará "con las garantías y normas que rigen la materia emanados de la FIFA".

Venezuela, cuarta con cuarta con ocho puntos en las eliminatorias, sigue entrenando a doble turno mientras se espera para este jueves la llegada de Chile, segunda con nueve enteros, detrás de Argentina, que lidera con diez unidades.