Seis empresas presentaron propuestas para participar en la licitación de frecuencias de internet móvil de cuarta generación (4G) y de áreas rurales en Brasil, informó hoy el ente regulador, la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel).

Van a participar en la subasta las cuatro mayores operadoras del país: Vivo, controlada por la española Telefónica; Claro, filial de la mexicana América Móvil; la italiana TIM y la brasileña Oi.

También se han inscrito la operadora de televisión por cable Sky y la compañía Sunrise, que está participada por el fondo de inversiones del magnate húngaro George Soros y que ofrece servicios de televisión por cable en varias ciudades del estado de Sao Paulo.

La licitación, cuyo resultado será anunciado el próximo 12 de junio, incluye lotes de frecuencias de 2,5 gigahercios, que serán utilizados para ofrecer servicios de internet de banda ancha para celulares de cuarta generación, y bandas de 450 megahercios, que servirán para dar cobertura a zonas rurales.

La Anatel no precisó qué compañías han presentado propuestas para cada uno de los lotes de frecuencias y un portavoz del ente regulador explicó que el anuncio se realizará el día de la apertura de los sobres.

Brasil será uno de los primeros países del mundo en ofrecer internet de 4G, tecnología que ofrece velocidades hasta diez veces superiores a la llamada tercera generación (3G).

El objetivo del Gobierno es dar cobertura de 4G a las seis sedes de la Copa de las Confederaciones de fútbol hasta el 30 de abril de 2013, extenderla a las doce ciudades donde se organizará el Mundial al año siguiente y a todos los municipios con más de 100.000 habitantes hasta el final de 2016.

El plan también prevé dar cobertura de internet a todas las áreas rurales en un radio de 30 kilómetros del centro de todos los municipios del país hasta diciembre de 2015.

El criterio para la concesión de las licencias es el menor precio ofertado al consumidor, según el pliego de condiciones publicado por la Anatel.

Si no se presentan ofertas satisfactorias para la subasta de frecuencias de internet para las áreas rurales estos lotes se juntarán con los de internet de cuarta generación.

En esa hipótesis, las empresas vencedoras de los lotes de 4G también estarán obligadas a ofrecer servicios para las áreas rurales, que son en principio menos rentables.