Mitt Romney ganó el martes las elecciones primarias en California, completando una barrida en cinco estados en disputa.

Romney ganó además en Nueva Jersey, Dakota del Sur, Nuevo México y Montana.

Las victorias aumentan un total de delegados que ya excede el número necesario para ganar la nominación. Romney tiene ya 1.398 delegados. La cifra necesaria para la nominación republicana en la convención nacional del partido en agosto es 1.144.

Romney se enfrentará con el presidente Barack Obama en los comicios presidenciales en noviembre.

Un total de 264 delegados estaban en juego en las contiendas del martes — incluyendo 169 en California — y Romney pudiera ganarlos todos.

Después del martes, solamente quedan las primarias republicanas en Utah el 26 de junio.

En Wisconsin, el republicano Scott Walker se convirtió en el primer gobernador en la historia estadounidense en sobrevivir una elección de revocación, derrotando al alcalde de Milwaukee, el demócrata Tom Barrett. Walker había enfurecido a muchos con sus medidas para cortar gastos estatales y eliminar derechos a sindicalización para la mayoría de los empleados públicos.

En Nueva Jersey, los republicanos seleccionaron al senador estatal Joe Kyrillos para retar en noviembre al senador demócrata Bob Menéndez, quien no tuvo rival en las primarias de su partido.

En Montana, el representante estatal Denny Rehberg ganó las primarias republicanas para retar al senador demócrata Jon Tester. Por otro lado, el ex representante Rick Hill ganó la nominación republicana para ser candidato a gobernador y enfrentará en los comicios al demócrata Steve Bullock, el fiscal general.

En Nuevo México, la ex representante Heather Wilson ganó las primarias republicanas para cubrir la vacante dejada por el senador demócrata Jeff Bingaman, que se retira. El representante Martin Heinrich ganó las primarias demócratas.

En California, bajo un nuevo sistema de primarias, las dos opciones más votadas compiten en las elecciones generales independientemente del partido al que pertenezcan. La senadora demócrata Dianne Feinstein fue de lejos la más votada. Su oponente saldrá de los otros 23 nombres, 14 de ellos aspirantes republicanos.

Los votantes de California aprobaron por abrumadora mayoría que se reduzcan los beneficios a los empleados públicos en dos importantes ciudades del estado.

En San Diego, un 67% votó a favor de la Proposición B mientras que el 33% se opuso. Más de un 65% de los centros electorales se habían tabulado.

En San José el margen fue aún es más amplio, con un 71 a favor de la medida y 29% opuesto, con casi la mitad de los centros contados.

La votación es seguida de cerca en California y otros lugares en momentos en que más gobiernos locales y estatales tienen problemas con los crecientes pagos de pensiones.

Además, el resultado de la votación sobre una propuesta para aumentar un dólar los impuestos sobre el paquete de cigarrillos para financiar esfuerzos para curar el cáncer era demasiado apretado la noche del martes y pasarán algunos días para que se declare un ganador.

La iniciativa sometida a las urnas en California enfrentó a las grandes empresas tabacaleras contra la leyenda del ciclismo Lance Armstrong y el alcalde de Nueva York Michael Bloomberg. En una campaña que mostró el poder de estas empresas, con una avalancha de anuncios de radio y televisión a lo largo de un mes, los californianos se mostraron divididos. La medida contaba con el apoyo de casi el 51% cuando se habían contado dos millones de votos.