Una corte federal de apelaciones revivió el martes una demanda presentada por un artista suizo que afirma que la familia real saudí le debe 12,6 millones de dólares por 29 esculturas que diseñó para ella.

Elli Bern Angellino, quien presentó su demanda sin ser representado por un abogado, dice que 16 integrantes de la familia real saudí le pidieron que produjera las piezas de arte en 2006 y 2007.

Las esculturas fueron elaboradas en Suiza en el Estudio Familiar de Angellino Arte en Lugano, enviadas al artista en Nueva York y de ahí a Riad, Arabia Saudí. Angellino dijo que integrantes de la familia real saudí firmaron personalmente los envíos.

Angellino trató en múltiples ocasiones de cobrar el trabajo enviando recibos de pago a los acusados y a la embajada saudí en Washignton. Al final terminó por demandar, pero una corte federal desestimó el caso.

La Corte Federal de Apelaciones de Circuito para el distrito de Columbia decidió por mayoría que la corte menor abusó de su discreción al rechazar la demanda de Angellino.

El artista intentó avisar a los acusados de sus demandas enviando su caso por correo a la embajada saudí en Washington, donde las autoridades se negaron a recibir el paquete. Angellino presentó documentos en la corte en los que decía que siempre se ha mantenido en contacto con la embajada sobre el proyecto y que le pareció que se requería el mismo procedimiento de notificación cuando demandó.

Más de un año después el caso fue enviado a un juez diferente, quien lo desestimó y concluyó que Angellino no había cumplido con el requisito de notificación.

La gente que presenta demandas sin ser representadas por un abogado debe permitírseles "una mayor flexibilidad" cuando se trata de corregir los defectos al notificar a los acusados, escribió la juez Karen LeCraft Henderson al pronunciar la opinión de la mayoría.

La corte de apelaciones reconoció que Angellino "se había obstinado en recursos inadecuados" para notificar a los acusados y que la corte de distrito no le dio instrucciones comprensibles para alguien en las circunstancias del artista. Henderson agregó que hay otras formas de notificar a los acusados, como informar al ministerio de asuntos exteriores en el país extranjero involucrado o notificar al director de servicios consulares especiales en el Departamento de Estado.