El presidente ruso, Vladimir Putin, llegó a Pekín en su primera visita de Estado tras asumir la presidencia en mayo para participar en la duodécima reunión de Jefes de Estado de los países miembros de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS), informó hoy la agencia oficial de noticias Xinhua.

Putin además se reunirá con su homólogo chino, Hu Jinato, para analizar la expansión de la cooperación bilateral en varios campos, añadió la fuente oficial.

La semana pasada, el viceprimer ministro chino encargado de asuntos comerciales, Wang Qishan, y su homólogo ruso, Arkady Dvorkovich, dialogaron en Pekín sobre el incremento de la cooperación en gas natural, petróleo, y energía.

Las negociaciones entre China y Rusia sobre la compraventa del recurso energético se prolongan desde hace tres años, aunque Putin aseguró que estaban "en su tramo final" en su última reunión con el primer ministro chino, Wen Jiabao, en octubre en China.

Las dos partes siguen sin ponerse de acuerdo respecto al precio de los 68.000 millones de metros cúbicos que se negocian, un importe que el monopolio estatal ruso Gazprom quiere acercar al que pagan habitualmente países europeos, mientras que la china CNPC (mayor petrolera del país asiático) pide que sea menor.

El 30 de mayo, el viceministro de Asuntos Exteriores, Cheng Guoping, afirmó que China espera avanzar en las negociaciones con Rusia para la venta de gas natural ruso al país asiático y lograr un acuerdo bilateral durante la visita de Putin.

"Creo que habrán avances (en las conversaciones sobre la venta de gas natural ruso), con ambas partes compartiendo los riesgos y beneficios", consideró Cheng, quien declinó hacer comentarios sobre el contenido de las negociaciones o confirmar si el acuerdo se firmará durante la estancia de Putin en Pekín.

De acuerdo al Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, representantes oficiales de ambos países firmaran un comunicado en conjunto sobre sus relaciones, mientras que sus empresarios tienen planeado firmar también una serie de acuerdos.

Lavrov añadió que Putin eligió China como uno de los primeros países a visitar durante su mandato como muestra de que las relaciones entre ambas naciones han alcanzado "niveles altos sin precedentes".

La cumbre de la OCS, fundada en 2001 por China, Rusia, Kazajistán, Kyrgistan, Tayikistán y Uzbekistán para colaborar en materia de seguridad, se celebrará en Pekín los días 6 y 7 de esta semana y podría concluir con el acuerdo del primer plan estratégico para impulsar la cooperación económica aceptando a Afganistán como "observador" y a Turquía como "socio para el diálogo".

La OCS también tratará de desarrollar nuevos vínculos en materia de transportes, como la construcción de una ruta terrestre que una San Petesburgo (Rusia) con Lianyungyang, provincia de Jiangsu (centro), así como el establecimiento de un banco de desarrollo, según el viceministro Cheng.