El Foro Económico Mundial sobre Oriente Medio, el Norte de África y Eurasia ha comenzado hoy sus sesiones en Estambul (Turquía), con una agenda centrada en analizar la evolución de la primavera árabe, la crisis de la Eurozona y la guerra civil en Siria.

El encuentro reúne hasta mañana en la ciudad turca a 1.000 participantes de 70 países bajo el eslogan "Tendiendo puentes entre regiones en transformación".

La situación geopolítica tras las revoluciones de la Primavera Árabe, el futuro de la Eurozona, las políticas de austeridad, el desempleo, la crisis siria y la colaboración entre los sectores público y privado son algunos de los grandes asuntos que se debatirán en las sesiones del foro.

Entre los asistentes se cuentan los primeros ministros de Turquía, Túnez y Georgia, Recep Tayyip Erdogan, Hamadi Yabali y Nika Gilauri, respectivamente; el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abás; y el presidente del Kurdistán iraquí, Masoud Barzani.

En el discurso inaugural del Foro, Erdogan puso a su país como ejemplo de estabilidad y crecimiento para la región y explicó que las claves del éxito de Turquía son una política exterior pacífica, la apertura al mundo y la democratización.