Una misión de observadores electorales de la ONU se reunió hoy con el canciller panameño, Roberto Henríquez, en el marco de una visita de trabajo para evaluar las condiciones políticas, legales e institucionales del país de cara a los comicios generales de 2014.

"El encuentro sirvió para que la misión" de las Naciones Unidas "intercambiara" con Henríquez "opiniones de la experiencia que ha tenido Panamá en los diferentes procesos electorales", indica una nota de prensa del Ministerio de Relaciones Exteriores.

También para "evaluar alternativas para fortalecer las capacidades" del Tribunal Electoral (TE) en el proceso de reforma del padrón electoral, en las perspectivas de los comicios generales de 2014, agrega la misiva oficial.

La misión está integrada por el constitucionalista argentino Santiago Corcuera y el mexicano Mauricio Dávila, oficial asociado de Asuntos Políticos de la ONU, designados por el Secretario General de la Organización de Naciones Unidas, Ban Ki-Moon.

Los representantes internacionales visitan Panamá por petición del Tribunal Electoral panameño para que analicen "las condiciones políticas, legales, institucionales" del país centroamericano "sobre la base de la información recogida", añade el comunicado oficial.

La misión de la ONU tiene previsto reunirse durante esta semana con las "autoridades nacionales, electorales, políticos, representantes de la sociedad civil y gremios empresariales, a fin de fortalecer la democracia" panameña, precisó la Cancillería.

Los enviados de las Naciones Unidas se han reunido con sectores de la oposición política y también con integrantes de una comisión nacional que redactó un proyecto de reformas electorales que permanece a la espera de discusión en la Asamblea Nacional, de mayoría oficialista.

Roberto Troncoso, representante empresarial en la Comisión Nacional de Reformas Electorales, afirmó a medios locales que expusieron a los observadores de la ONU la "preocupación" porque las modificaciones a la ley electoral consensuadas por los diversos sectores nacionales "han quedado dormidas en la Asamblea Nacional" cuando faltan menos de dos años para los comicios generales.

Las autoridades electorales han criticado al Gobierno del presidente panameño, Ricardo Martinelli, por el retraso en la aprobación de las reformas a la ley electoral, para preparar la campaña que desembocará en los próximos comicios y que propone controles al gasto proselitista y mayor transparencia, entre otras iniciativas.

La oposición, por su parte, denuncia que el oficialismo ha colado en la reforma una propuesta de segunda vuelta electoral, un tema que no fue consensuado en la Comisión Nacional.

La prensa local anunció el pasado domingo la visita de la misión de la ONU, entre el lunes pasado y el próximo viernes, a solicitud del Tribunal Electoral para que evaluara la "necesidad y conveniencia de brindar asistencia técnica" al organismo panameño "frente a la débil institucionalidad que está viviendo el país a dos años de las Elecciones Generales de mayo de 2014". EFE