Considerado uno de los mejores porteros mexicanos en los últimos años, Guillermo Ochoa atraviesa nuevamente por un momento difícil en su carrera, al verse limitado a un rol de suplente con el equipo mexicano que se prepara para encarar las eliminatorias mundialistas para Brasil 2014.

Ochoa era el favorito para ser titular en el Mundial de Sudáfrica 2010, pero fue relegado al banquillo porque el entrenador Javier Aguirre prefirió al veterano Oscar Pérez.

Ahora, Ochoa tuvo una buena temporada con el Ajaccio francés y parecía que el puesto de arquero sería suyo, pero en dos de tres encuentros amistosos, el entrenador José Manuel De la Torre escogió a Jesús Corona, quien juega con el Cruz Azul local.

"Yo siento en muy buenas condiciones, listo para jugar y preparado para participar cuando se requiera de mí", dijo Ochoa tras el entrenamiento del martes. "Yo sé que estoy haciendo un buen trabajo. He tenido una buena temporada con mi equipo, me siento en gran momento y, al final, la decisión no pasa por mí".

México enfrenta a Guyana el próximo viernes en el inicio de las eliminatorias y el martes visitará a El Salvador.

De la Torre no ha revelado quién será su arquero titular y se ha limitado a decir que sus últimas alineaciones pueden dar una idea de quiénes abrirán.

"Lo de los porteros trato de platicarlo con ellos y ponerles clara su situación, la competencia está abierta para todos los jugadores; no sólo los que están aquí", dijo De la Torre.

El portero de 26 años también fue suplente en Alemania 2006, donde el titular fue Oswaldo Sánchez.

"Estoy tranquilo, porque sé que he hecho bien las cosas. Siempre he tenido buena disposición, buen trabajo. Vengo a la selección con mucho gusto y ganas de jugar. No es decisión mía, pero todo puede pasar y quizá juegue los siguientes (partidos eliminatorios). También espero estar en los Olímpicos", agregó Ochoa.

Dijo que la experiencia que ha adquirido en los últimos años lo hacen mantener la calma porque sabe que falta mucho camino antes de Brasil 2014.

"De aquí al Mundial, el que más sabe que falta mucho soy yo, así es que estoy tranquilo. Sé que estoy haciendo bien las cosas en mi equipo, trabajando de buena forma, demostrando de lo que soy capaz", agregó el portero.

Aunque mantiene la calma, imágenes de televisión captaron su molestia antes del partido ante Brasil, realizado el domingo pasado, donde fue a la banca.

"Yo no tengo algo que demostrar, me siento bien, porque mi carrera ha ido creciendo bastante, pero todos quieren participar y por supuesto que me gustaría jugar y quiero seguir haciéndolo. Esto es competencia futbolística y cualquier jugador que no lo hace, siempre va tener ese mal gusto por no participar... Es muy normal", afirmó Ochoa, quien dijo no tenerle miedo a ser banca en otro Mundial.

"Al contrario, estoy librado de espanto. Esto no es nada. Me siento muy bien porque me he dedicado a lo mío, trabajando para hacer las cosas bien cuando me corresponda,y al final lo estoy haciendo. Sé que vendrán cosas mejores para mí", afirmó Ochoa.